jueves, 18 de agosto de 2016

Oliver Jeffers, EL autor integral de album ilustrado

Hace unos cuantos años asistí a una conferencia a cargo del mismísimo Oliver Jeffers en la sala 1 del CCCB.
La conferencia, organizada por APIC, tenía por objetivo dar a conocer la trayectoria de este prolífico artista, ilustrador y escritor australiano-irlandés de libros infantiles y juveniles.

Oliver Jeffers nació en Port Hedland, Australia, en 1977 pero creció en Belfast, Irlanda del Norte, donde cursó Diseño y Comunicación audiovisual en la Universidad del Ulster.

En el año 2000 decidió interrumpir sus estudios para viajar a EE.UU y Australia. 
Su propósito inicial era exponer sus pinturas figurativas, pero finalmente decidió hacer un libro ilustrado del que concretó la cubierta a partir de esta idea: 
"Este es el primer dibujo que hice donde un niño intenta atrapar el reflejo de una estrella en el agua. 
Más tarde se convirtió en la semilla de una idea que, a su vez, se convirtió en libro"

Tras volver y retomar sus estudios, un amigo le sugirió que podría hacer libros infantiles con su trabajo. Así fue como decidió presentar el libro "Cómo atrapar una estrella" como proyecto de fin de carrera.

Tras graduarse en 2001 y antes de saber que la editorial londinense Harper Collins se había interesado por su proyecto, envió la propuesta manuscrita a varias editoriales de Londres y Nueva York. Pensó que, en vez de recurrir al envío masivo de emails, había más posibilidades de que un editor se fijara en él si lo hacía así.
Sólo llegó a enviar 5 sobres porque Harper Collins le respondió al día siguiente. 

Así fue como en 2004 consiguió publicar "Cómo atrapar una estrella".

El éxito de su primer libro le propició nuevos encargos comerciales y la posibilidad de trabajar en su segundo libro "Perdido y encontrado" (2005).
En "Perdido y encontrado" Oliver Jeffers recupera al mismo personaje acompañado de un pingüino

Su tercer libro, "El increíble niño comelibros" (2006), supuso una ruptura con su estilo anterior al experimentar con la composición y las posibilidades del formato.
Las acuarelas, que caracterizaban los dos títulos anteriores, se ven substituídas por el uso del acrílico, la técnica de la pintura industrial y el 'collage' (influído por Peter Blake) a partir de páginas de libros viejos, mapas, servilletas, papel milimetrado,... 
Jeffers nos presenta al niño comelibros como un espectáculo de circo

Sus composiciones, fruto de esa variada mezcla de técnicas y materiales, aportan un ritmo ágil en la lectura y dotan al conjunto de la obra de una gran fuerza narrativa. Cada página es distinta de la anterior y esa fragmentación del espacio aumenta su agilidad.
Sus ilustraciones establecen un juego con el lector, que irá descubriendo pequeñas historias en el fondo de cada página. 

En su cuarto libro, "De vuelta a casa" (2007), Jeffers vuelve a las acuarelas para contarnos la historia de cómo un niño (muy parecido al protagonista de los dos primeros títulos) retorna a casa tras haberse perdido.
Esta vez su compañero de viaje es un pequeño extraterrestre que también tiene problemas para volver a casa 

A su cuarto título le siguieron "El misterioso caso del oso" (2008), "El corazón y la botella" (2010), "Arriba y abajo" (2010), "Atrapados" (2011), ...
Desde entonces, ya ha publicado 11 libros traducidos a varios idiomas de los que él es el autor e ilustrador.
En sus publicaciones, dirigidas a un público infantil y adulto, explora temas como la muerte, la soledad, la amistad, la imaginación, la voluntad y el ser diferente.

Influencias

Algunos de sus mayores referentes son Tomi Ungerer, autor del libro "Moon man", el cual lo inspiró para crear al protagonista de varios de sus libros.
Otra referencia importante es Saul Steinberg, a quien considera un gran visionario para su época.

Estilo

Tiene un estilo de ilustración reconocible, comercial a la vez que muy propio a pesar del uso de diferentes técnicas (acuarela, acrílico, 'collage', fotografía y retoque digital). Se caracteriza por un dibujo sencillo que comunica claramente la idea y una sutil narración.

El uso del espacio es un aspecto muy relevante en su obra. A la hora de componer mezcla un gran espacio con un pequeño foco para captar la atención del lector. También exagera el contraste de los tamaños, con lo que consigue un gran impacto en sus ilustraciones.

Otro rasgo distintivo es que le gusta añadir sus propias tipografías a sus trabajos.

Metodología

En este video, Oliver lo resume más o menos así:

1.- Todo empieza en un trozo de papel. 
Primero comienza haciendo muchos dibujos en su libreta...
"Este es el cuaderno de dibujo donde se produjo la mayor parte de ese crecimiento.
Me gusta tener las ideas generales de la historia y ver cómo va encajando todo"


... que más tarde armará en un 'storyboard'.
"La parte más difícil de hacer un álbum ilustrado por primera vez era averiguar cómo encajarlo todo con gracia"

2.- Hace muchas pruebas.
Después de concretar el boceto preliminar, prueba técnicas, materiales, colores,...
"Esta es una versión ficticia del libro que hice manualmente como paso previo a las ilustraciones finales"

3.- Arte final.
Repasa y perfecciona el boceto final y pinta con la técnica elegida.

Este proceso, que incluye escribir y dibujar, le puede llevar de 10 meses a un año.
Los dos últimos meses los dedica a la parte final (retoques digitales, comprobar si los niños lo entienden...)

Y para finalizar, una recomendación o tres...

No son pocas las veces que le han preguntado cuál es el secreto de su éxito y qué aconsejaría a los jóvenes ilustradores que empiezan para conseguir el favor de los editores. A lo que él responde con naturalidad que se siente muy afortunado de hacer lo que ama: escribir libros ilustrados (¿no podría ser Jeffers uno de tantos ejemplos que ilustran "El elemento" de sir Ken Robinson?)

Y si éste no fuera un consejo lo suficientemente potente, recomienda:
1.- crear una carpeta de trabajos hasta dar con tu estilo personal (encuentra tu voz)
2.- enviar tu trabajo masivamente a editores, cuantos más, mejor (insiste)

¿Y bien? ¿Qué aprendí de esta conferencia?

Que Oliver Jeffers es MÁS que un ilustrador. Es EL autor integral de álbum ilustrado.

"No elegí escribir para niños; fue por accidente. Siempre me ha fascinado la unión del dibujo y la palabra, y contar historias; hacerlo para los niños es la mejor plataforma para unirlo todo".
Oliver Jeffers

¿Qué te ha parecido esta entrada? ¿Conocías los libros de Oliver?

Si te has quedado con ganas de saber más, puedes visitar su web o aprender en este vídeo de 3 minutos sus 'grandes consejos' para narradores gráficos.
También puedes descargarte este extenso FAQ de 5 páginas o lo que es lo mismo, su completísimo libro de estilo.

Recuerda, si tú también tienes un proyecto de álbum ilustrado y no sabes por dónde empezar, puedes revisar todas mis entradas bajo la etiqueta 'album ilustrado' o suscribirte a mi blog ;)

En breve publicaré toda la información de mi curso trimestral de álbum ilustrado en Sabadell (Barcelona).

"Relax and enjoy (...) Good luck!". Oliver Jeffers

viernes, 12 de agosto de 2016

Crónica de la 4ª Fira 'Conte va! va de contes' de Vilanova i la Geltrú

Estos días de menor actividad laboral he decidido meterle caña a algunas tareas pendientes, entre ellas, actualizar el blog. 
Lo sé, lo tenía un poco (bastante) abandonadito (por falta de tiempo y porque redactar entradas me supone un esfuerzo de redacción y documentación enorme).
Aún así, a pesar de que la lista de temas por postear (y los que me quedan) cada vez va en aumento, no quería dejar pasar la oportunidad de relatar mi paso por la 4ª fira 'Conte va! va de contes' de Vilanova i la Geltrú.
Una feria alrededor de los cuentos organizada por l'Associació pel Foment de la Literatura Infantil Judit Sendra García que nació con el deseo de continuar disfrutando de la literatura infantil tal y como lo habría hecho Judit.

Tal y como anuncié en esta entrada, el viernes 13 de mayo se inauguró la exposición colectiva en el Centre d'art contemporani la Sala.
El acto de inauguración fue presidido por Amaya Sojo, representante de l'Associació, Lluïssot, el responsable del cartel de esta edición, y el regidor de cultura del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú.
De izquierda a derecha: Lluïssot, Amaya Sojo y el regidor de cultura

A pesar de que no vinieron todos los participantes, fue una oportunidad única para desvirtualizar a ilustradores que admiraba y a los que, tras conocerlos, ahora admiro aún más.
También fue bonito reencontrarme con viejas caras conocidas.

La exposición se podía visitar durante el mes de mayo y la primera quincena de junio. 
"Sí, a buenas horas"- me dirás... Bueno, en mi defensa te diré que aún puedes visitarla 'virtualmente' clicando aquí.

Acto seguido tenía lugar la cena de ilustradores en el restaurante La Fitorra del hotel César que l'Associació había organizado para nosotros.
Fue una velada genial (es lo que sucede cuando unos frikis de la ilustración se juntan... el tiempo se detiene, tus sentidos se agudizan y disfrutas como nunca). 

A primera hora de la mañana, l'Associació se encargó de inaugurar la feria en la Plaça de les Neus con multitud de actividades pensadas para los más pequeños: concurso de cuentos, teatro, marionetas, talleres, cuentacuentos, dedicatoria y venta de cuentos y merchandising ilustrado, ... 

Los ilustradores aportamos nuestro granito de arena con la que, para nosotros, es la actividad 'estrella': los cubos ilustrados. 
Aunque a simple vista parezca una exhibición al aire libre, el objetivo no es otro que reaprovechar esos cubos para narrar cuentos.

A cada ilustrador le asignaron un tema y una cara del cubo. 
Entre los 4 posibles temas (personaje bueno, personaje malo, objeto mágico y lugar donde sucede la acción), me tocó el de lugar. 

La organización lo dispuso todo para que no faltara nada: gorras, sombrillas, pinceles, trapos, agua, pinturas,... 

Las dos horas o más que duró la actividad, se me pasaron volando...

... y no me di cuenta de que había transcurrido el tiempo hasta que los más pequeños acabaron por 'invadir' nuestro espacio de trabajo XD

Para rematar la jornada, l'Associació nos recompensó con un piscolabis de vermut, aceitunas y patatas chips. 

¡Ya estoy deseando que llegue el año que viene!

viernes, 5 de agosto de 2016

Un ejemplo de lo que pudo llegar a ser y no fue

A mediados de mayo me propusieron participar en un proceso de selección para elegir ilustrador de un futuro cuento infantil. 

El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Concejalía de Cultura de Cabrera de Mar, consta de una colección de tres volúmenes sobre el patrimonio cultural de la localidad. 
El primer volumen, "Màrius, Helena y el veneno petrificador", está ambientado en la Cabrera iberorromana y fue escrito por Mercedes Pujadas Cid e ilustrado por Ona Carvajal Mata.
La edición corrió a cargo de Cossetània Edicions y fue publicado el pasado mes de abril.
En este enlace podéis leer el cuento y ver el resto de ilustraciones
Para el segundo volumen mantenían a la misma escritora, pero para las ilustraciones, la Biblioteca Ilturo, que coordinaba este proyecto, requería a un ilustrador profesional.
Todos los candidatos debíamos presentar un boceto inspirado en el primer volumen y ambientado en un nuevo contexto histórico, la época medieval. 

A falta del nuevo texto, se me ocurrió idear una "falsa" cubierta de este (hipotético) segundo volumen. 
Estas fueron las primeras ideas que se me ocurrieron. También tomé prestadas las sugerencias de Silvia Tarragó, la escritora que le pasó mi contacto a la directora de la biblioteca.

Después concreté a lápiz una escena ficticia donde los dos hermanos son "sorprendidos" por algo o alguien. Junto a ellos, en primer término y a cada lado de la composición, aparecen las mascotas de los niños, Víbia y Carbó.
Como la historia transcurrirá en la Cabrera medieval, dibujé el castillo de Burriac al fondo para que se reconociera enmarcado por un árbol de reminiscencias medievales.
Con todos estos elementos imaginé una escena inspirada en la composición de Las Meninas de Velázquez, metiendo al espectador en la dinámica de la ilustración (casualidad o no, el mismo día que Sílvia me habló de la prueba, había visto la exposición de Las Meninas de Santiago García y Javier Olivares en el Saló del Còmic de Barcelona). Mientras la tortuga y el perro están ajenos a lo que sucede 'fuera de campo', los dos protagonistas están mirando frontalmente, a cámara.
Con ello pretendía identificar lo que les asusta con el espectador. 

Por lo que respecta a la ambientación medieval, no sólo está representada en la indumentaria de los personajes sino también en el tipo de vegetación y fauna (perro, tortuga, pájaros con alas "dislocadas", ...). Me documenté en los retablos y códices románico-góticos medievales que encontré en San google e incluso visité el MNAC donde fueron muy amables porque me dejaron hacer fotos (sin flash, por supuesto).
Recopilación de algunas imágenes que usé como referencia

A finales de mayo envié el esbozo a línea y cuando me dijeron que ampliaban el plazo, supe que si quería tener más posibilidades de conseguir el encargo, debía pasar la ilustración a color.
Fotocopia del dibujo coloreada con lápices como prueba de color
Seguí un muy buen consejo de mi amiga y compañera de carrera, Eva Fernández: basar la elección del color en colores vivos y primarios al estilo del arte de esa época en vez de adoptar la visión 'oscura' de 'Braveheart' (1995, Mel Gibson), 'Robin Hood' (2010, Ridley Scott) o 'Juego de tronos'. De hecho, 'Robin de los bosques' (1938, Michael Curtiz y William Keighley) con Errol Flynn y Olivia de Havilland, es más fiel en términos de color a esa época que sus sucesoras.

Una vez tuve clara la elección del color, ataqué la ilustración con acrílicos:

Hasta que finalmente, la terminé.

En esta comparativa podemos jugar a buscar las diferencias entre la prueba de color y el acabado definitivo aunque os puedo ayudar con estas pistas:

- Mi amiga Cristina me sugirió, entre otras muchas cosas, una disposición más caótica de la hierba en vez de esa alineación tan ordenada.
- las flores silvestres las pinté de blanco en vez de tutticolori.
- el color final de los pájaros también lo modifiqué.
- los colores del cielo, el árbol y el monte se ven más vivos y brillantes.
- suprimí las piedras dibujadas en el castell de Burriac por un tratamiento más pictórico.
- trabajé el azul del perro con sutiles degradados que lo destacan de la hierba sin perder las líneas tan medievales de su diseño.
- le pinté a Màrius pantalones de azul violáceo en vez de mostrar sus piernas desnudas.
- modifiqué el verde de la manga larga de Helena respecto el fondo para evitar un efecto "croma" no deseado (parecía como si el color de la manga fuera el mismo que el del césped). Rebajé ese verde des-saturándolo con su complementario para que no se "confundiera".
- Mercè Canals me regañó (y con razón) porque apenas dejé espacio arriba: 'si es una falsa cubierta, ¿dónde va el titulo?'  (a pesar de que en el cutre esbozo a boli sí lo tuve en cuenta).
Por suerte, no es algo que no se pueda solucionar, basta con un poco de 'postpo' (Photoshop) y listo :P

Antes de que finalizara el plazo, envié la ilustración definitiva junto con el moodboard, la prueba de color a lápices y la justificación de mi propuesta. Incluso me tomé la libertad de sugerir un par de ideas para la posible maquetación del libro: el uso de letras capitulares en el inicio de cada capítulo y una cenefa que bordease las ilustraciones o decorase el interior de las páginas.

Desgraciadamente, tras varias semanas de espera, acabaron por comunicarme el veredicto.
Habían desestimado mi propuesta.

En fin...
Me queda la satisfacción de haber realizado un buen trabajo y el consuelo de haber quedado finalista. 
En palabras de mi amiga Cristina, "es la clase de portada que me haría coger el libro y querer saber de qué va la historia; muy apropiada para el público al que va dirigida".

No importa, seguiremos intentándolo :)

lunes, 25 de julio de 2016

Fin de curso y un anuncio importante

El pasado jueves finalicé la 4ª y última sesión del Taller de Técnicas básicas de ilustración en el Centre Berenguer.

Con este taller no sólo doy por finalizado el curso 2015-16; también cierro una etapa seguida de un anuncio importante.
Ladies and gentlemen, he decidido liarme la manta a la cabeza y convocar...
¡mi propio Curso trimestral de álbum ilustrado!

Para entender qué me ha llevado a plantear mi primer curso de ilustración, sigue leyendo ;)

FIN DE CURSO 2015-16


Este curso se presentó un poco diferente respecto al anterior.

De todos los talleres que el Centre Berenguer había programado, sólo pudimos empezar el Curs infantil de còmic con un mínimo de alumnos que fue creciendo a medida que avanzó el curso. 
Acostumbrada a trabajar con adolescentes y adultos, reconozco que al principio se me hizo un poco duro (tienes que cambiar completamente de 'chip') pero finalmente les cogí cariño a mis ocho monstruitos: Ivet, Marta, Nil, Ali, Pol, Marina, Eloi y Àngel.

A través del Centre Berenguer también impartí, de octubre a enero, un total de 9 talleres de cómic en las instalaciones del Espai Cultura Fundació Sabadell 1859 tal y como expliqué aquí.

En el Taller de còmic manga extraescolar del Institut de Castellar tuvimos que unificar ambos niveles, Iniciación y Avanzado, para sacarlo adelante.
De octubre a mayo, a razón de 1 hora por semana, repasamos la anatomía, nos enfrentamos a la perspectiva y trabajamos el guión y la narrativa de una historia corta de 4 páginas.

El broche de oro lo pusimos entre todos ofreciendo un Taller de creación de personajes manga con motivo de la Festa de les cultures del instituto.
Mis alumnos se subieron al estrado y nos hablaron de las curiosidades sobre el manga y anime al mismo tiempo que ayudaban a dibujar a un personaje manga a partir de una fotografía.

Parecía que no iba a impartir más que cómic y manga este curso y no cataría la ilustración hasta que Iratxe López de Munáin me cedió dos talleres: ilustración y pintura en el centre cívic Urgell de Barcelona.
El punto de inflexión vino, sin duda, en el Taller de creación de un álbum ilustrado.

Era la primera vez que desarrollaba un taller de estas características y el feedback no podría haber sido más positivo:

"Hola Laia, solamente quería decirte que muchas gracias por el taller. Me ha gustado mucho y lo he pasado muy bien, aparte de que me ha aportado muchos recursos. Susana S"


Además, en una de las sesiones vino Iratxe a ofrecernos una 'masterclass' sobre técnicas.
Fue un lujazo compartir clase con ella (yo dí la parte teórica y ella, la procedimental).
Y a pesar de que la falta de tiempo aparecía en todas las encuestas como punto negativo, hubo más de uno que consiguió terminar su proyecto.

A mitad de curso contactaron conmigo para preparar a un alumno de 4º de la ESO a superar la prueba de acceso a los ciclos formativos de Grado Medio de Artes Plásticas
Mediante un intensivo curso personalizado de 16h, Aniol no sólo aprobó el examen sino que pudo matricularse en el CFGM de Diseño en l'Escola d'art de Sant Cugat, su primera opción. 

Por otro lado, con los alumnos de Pintura trabajamos la teoría del color y la manipulación de sus atributos con acrílicos.

Era la primera vez que proponía un taller alejado de lo típico (reproducir obras de los grandes artistas con más o menos destreza técnica) y pronto aparecieron las primeras 'resistencias' (no todos recibieron mi programa con entusiasmo). Pero a medida que fue avanzando el taller y comprobaron los primeros resultados (algunos realmente vistosos como la pintura 'avitrallada'), acabaron por convencerse. 

Viendo que las dos sesiones por ejercicio a menudo se nos quedaban cortas, modifiqué ligeramente el temario del siguiente trimestre de Pintura para seguir trabajando el color bajo las indicaciones y ejercicios del libro de Betty Edwards, 'El color. Un método para dominar el arte de combinar los colores'.
Desgraciadamente el curso no llegó al mínimo de alumnos requerido, algo bastante habitual en el tercer y último trimestre donde suele producirse un drástico descenso de inscripciones.

Menos mal que en el siguiente trimestre de Ilustración pudimos asegurarnos de que el Taller de Técnicas de ilustración se llevara a cabo con un grupo de alumnos más que suficiente (algunos venían del trimestre anterior).
En este taller también modifiqué el programa añadiendo conceptos y maneras de presentar el arte final. Incluso dí la opción de ilustrar un texto, en vez de usar una imagen ajena, para comparar los resultados. Lo más curioso es que los alumnos se decantaban por la primera opción, mucho más creativa. 

Esta misma respuesta fue la que encontré en el Taller de Técnicas básicas de ilustración del Centre Berenguer.

Conclusión: en todas las encuestas de valoración solicitaban más oferta en ilustración.
Esta demanda me ha hecho tomar el relevo y redactar mi propio Curso trimestral de álbum ilustrado en Sabadell. 

Todavía no puedo adelantar mucho (salvo la info. que aparece en el flyer) porque este verano estaré puliendo los últimos detalles.

Pero si eres una persona previsora, que necesita planificarse el próximo curso con mucha antelación y crees que te puede interesar mi propuesta, te invito a que te suscribas a mi blog para recibir la información antes que nadie.

Por mi parte eso es todo.
¡Felices vacaciones!

Auf Wiedersehen!

lunes, 18 de julio de 2016

El recordatorio de comunión de Alba

Vuelvo a retomar el blog con un encargo muy especial que empecé justo después de las vacaciones de navidad, el recordatorio de comunión de la pequeña Alba.

No tengo ningún reparo en admitir que era la primera vez (espero que no sea la última) que me contactaban para ilustrar un recordatorio de comunión
Si bien es cierto que había ilustrado mi propia invitación de boda y la invitación de Dani & Patri, la ganadora del sorteo, nunca me había enfrentado a un recordatorio de comunión. 
Que pensaran en mí para materializar el día más importante de una niña, me hizo mucha ilusión. 

Además, quiero aclarar que no era un encargo cualquiera, sino un recordatorio personalizado. Recalco 'personalizado' (hecho expresamente para la persona) porque se utiliza el término muy a la ligera y no consiste en añadir nombre, lugar y fecha a una imagen pre-diseñada que más o menos se le parezca... Personalizar implica partir de cero o tener una idea en mente con el fín de materializarla en una ilustración hecha a medida
Eso fue lo que hicimos.

Después de investigar el saturado mercado de los recordatorios, llegué a la conclusión de que Alba tenía que verse de cuerpo entero
Propuesta original y clave de color
En base a esta premisa, propuse una tarjeta tamaño sobre comercial para aprovechar la verticalidad del formato. Sacrificamos el típico recordatorio 'ventana' por uno simple pero a doble cara donde podía verse a la niña tanto por delante, anverso, como por detrás, reverso.
Dibujo detallado a lápiz
Esta idea les gustó tanto que me dieron carta blanca para ilustrar a la niña únicamente acompañada de su fiel perrito Pumuky.

Por su parte, Alicia, la madre, me facilitó todas las imágenes del día de la prueba del vestido. 

No sólo pude reproducir con la máxima fidelidad posible el espectacular conjunto de reminiscencias ibicencas de Charo Ruiz, sino que además elegí esta pose. Me pareció mucho más graciosa y acorde, que la planteada en el esbozo inicial.

En cuanto a la clave de color, usé tonos ocres (en el tocado y en el perrito) y violeta/lila para simular las sombras del vestido blanco
Diferentes etapas del proceso manual de color con acrílicos

A partir de las dos ilustraciones originales de Alba, vista por delante y de espaldas, diseñé las dos caras del recordatorio de comunión. 

Yo misma elegí un papel verjurado blanco roto de 300 gr. para los 50 recordatorios y un papel Canson blanco de menor gramaje, 185 gr, para las 100 etiquetas troqueladas en forma de galleta.

La comunión fue, ya lo adelanto, una preciosidad.

Alba tomó la Primera Comunión el pasado 21 de mayo en la Iglesia La Puríssima de Sabadell. Como ya he comentado antes, acertó de pleno con el modelo de Charo Ruiz pues es un diseño muy poco visto en vestidos de Primera Comunión. 
Completando el look ibicenco de la firma, Alba se calzó unas "espardeñas" (alpargatas catalanas) que sorprendieron a más de uno. 
El resultado quedó así de bien:

¿Qué te ha parecido este recordatorio? ¿Te atreverías a ceder todo el protagonismo a tu hijo/a como hizo Alicia? A mí me ha encantado darle vida en mi propio estilo y sé que la imagen de Alba gustó muchísimo, tanto que no sólo la incluyeron en el álbum de fotos, sino incluso en un cojín.
Y también me consta que enmarcaron las dos ilustraciones originales que les regalé.

Nuevamente doy las gracias a Alicia por confiar en mi trabajo y por tener más paciencia que una santa (ella ya sabe a qué me refiero).
A la vista está que Alba celebró el día más importante de su vida, hasta el momento, junto a sus seres más queridos.

Si te ha gustado y deseas diferenciarte con una ilustración personalizada, puedes escribirme sin compromiso a cucatraca@gmail.com