domingo, 29 de abril de 2018

Cuentos clásicos (e ilustrados) a prueba de bombas

Hace un par de semanas previas al bombardeo de Sant Jordi, hablando con mi amiga Gemma G. Vilardell (a quien pudiste conocer aquí), tuve una especie de "revelación" sobre la importancia de los cuentos clásicos
Disertando sobre el actual panorama educativo y editorial, nos dimos cuenta de cómo los clásicos han perdurado a lo largo del tiempo y aún siguen vigentes pese a las modas y a los cambios generacionales.

Recordé el taller de creación literaria de Lucía Etxebarría que hice 2 años atrás en Barcelona, y rescaté aquellos apuntes, ejercicios y bibliografía. En especial este libro: Psicoanálisis de los cuentos de hadas de Bruno Betteleim que enseña cómo los cuentos de hadas ejercen una gran influencia en la educación de los niños.

El caso es que este curso he incidido mucho, ya no sólo en mis talleres y cursos de ilustración, también en mis clases de Educación Visual y Plástica, sobre la necesidad de identificar los elementos que configuran el lenguaje visual para descifrar lo que en realidad nos comunican las imágenes.

La ilustración como imagen comunica ideas y conceptos aunque en el álbum ilustrado venga acompañada de soporte textual. Allá donde no llega el texto, llega la ilustración. Recuerda: "Una imagen vale más que mil palabras". 
Para ejemplificar todo esto en mis clases, recurrí a este álbum ilustrado de Caperucita Roja ilustrado por Éric Battut y editado por Editorial Juventud.

Observé y les hice ver a mis alumnos, cómo el ilustrador había añadido, a través de la ilustración, mensajes subliminales que el texto original no describía explícitamente ofreciéndonos una Caperucita muy diferente de las caperucitas que conocemos. 
Pero, ¿qué sabemos de Caperucita Roja? ¿de qué nos habla el cuento exactamente?


Existen múltiples versiones. La más famosa es la de los Hermanos Grimm, en la que la abuela y la Caperucita resucitan y el lobo recibe el castigo que se merece. Pero la historia del origen de este relato comienza con Perrault y termina con el lobo malvado comiéndose a Caperucita Roja. Después continúa con un breve poema en el que se plantea la siguiente moraleja: que las muchachas no deben hacer caso del primero que se les acerque. Si lo hacen, no es de extrañar que el lobo las atrape y se las coma.

El objetivo de Perrault, aparte de entretener, era claramente educativo. El significado que se desprende fácil e intencionadamente es que la (no tan) niña Caperucita necesita temporalmente desviarse del camino recto, desafiando a su madre para alcanzar un estado superior de organización de la personalidad, pero pierde su inocencia infantil al encontrarse con los peligros que sus deseos pueden acarrear.

Estoy segura de que Eric Battut es conocedor de esta interpretación psicoanalítica de Caperucita tal y como podemos observar en las siguientes ilustraciones:

En la mesa, Battut ha dispuesto varios elementos cuyos significados asociados a la pureza, a la virginidad y al pecado carnal, tienen fácil traducción simbólica: la manzana, el trapo blanco arrugado, un jarrón rojo repleto de lirios blancos,...
Por otro lado, nos llama la atención que la madre vaya de negro de la cabeza a los pies. En el cuento no se menciona nunca al padre, entonces, ¿no será que la madre de Caperucita es viuda?

Caperucita sale de su casa, un entorno conocido y seguro, para adentrarse en el bosque (lo que no podemos racionalizar, lo desconocido) cuyo camino está presidido por unos árboles negros que nos recuerdan a los cipreses. Tanto el color como la forma de éstos se asocian a la muerte
Veremos como el sol, blanco y puro, irá cambiando de color hasta tornarse en una luna roja.

Al final del camino, al borde de un acantilado, Caperucita y nuestra vista, conducida por la línea ondulada del camino, la dirección de los árboles y el contraste con el fondo, se encuentra con el lobo negro
El sol, en el extremo superior derecho, ahora es amarillo con una línea de contorno roja.

Caperucita enmarcada por la luz (seguridad) se adentra en la oscuridad (lo desconocido) de la habitación de la abuela. El lobo suplanta a la anciana metido dentro de la cama envuelta por un gran dosel rojo. La luz, procedente de la puerta, y el ojo amarillo del lobo, nos conectan a los dos personajes en una línea visual.

El lobo pide a Caperucita que se desvista y se meta en la cama con él. Battut nos presenta esta escena íntima en un doble marco, como si espiásemos a la pareja a través de una ventana con cortinas. Es aquí cuando Caperucita, sorprendida al ver a su abuela sin ropas, empieza la famosa serie de preguntas. El lobo la mira con ojos deseosos y mucho apetito (lengua).

En un plano más abierto que el anterior, como tomando distancia, el ilustrador nos enseña el resultado. De esta manera nos demuestra que no es necesario caer en lo gore ni en ser literal.


¿Qué te ha parecido este análisis en términos visuales paralelo a la interpretación psicoanalítica de Betteleim? ¿Cómo valoras la visión del ilustrador? ¿Has encontrado más pistas? 
Me encantará leerlas en el apartado de comentarios :)

Nota: he actualizado el post añadiendo este link que recoge un amplio catálogo de caperucitas ilustradas desde 1843 hasta 2011.


Por cierto, ¿eres maestro o profesor? ¿te interesaría profundizar en estos temas? 
¡Ya han aprobado mis cursos de formación para el profesorado de este verano!

ACTUALIZACIÓN: Si no eres docente, no pasa nada, ¡los puedes cursar igualmente!

Aquí tienes los enlaces con toda la información:
- Com llegir una imatge
 Horario: del 2 al 6 de julio, de 9 a 12h en Terrassa (Barcelona)
- Creació d'un àlbum il·lustrat
Horario: del 9 al 13 de julio, de 9 a 12h en Terrassa (Barcelona)


Nos vemos en las aulas ;) 




¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog!

viernes, 20 de abril de 2018

Ilustrando a... Beatriz Entralgo

Bienvenido/a a esta sección de entrevistas a autoras integrales de álbum ilustrado cuyo objetivo es conocer sus procesos de creación y visibilizar su obra.
 
Hoy te presento el trabajo de... Beatriz Entralgo

1. Tus inicios. ¿Cuál es tu formación académica? ¿Cuándo te interesaste por la ilustración y en especial, por el álbum ilustrado?

La verdad es que aunque me gustaba dibujar desde pequeña, cuando terminé el colegio no tenía muy claro qué hacer… y acabé cursando Derecho. Pero a los dos años me di cuenta de que no era lo mío y un poco por casualidades de la vida, terminé haciendo Ilustración en la Escuela de Arte de Zaragoza. Una de las mejores decisiones de mi vida. Posteriormente completé mis estudios con el grado de Diseño Gráfico en la Escuela Superior de Diseño de Aragón. 
Colecciono álbumes ilustrados desde hace años y estoy trabajando para hacerme un hueco como ilustradora infantil.

2. ¿Recuerdas tus cuentos favoritos de pequeña? ¿Crees que te han influido en tu trabajo? 
 
Me gustaban mucho los libros de Roald Dahl, Matilda era mi favorito. De pequeña escribía cuentos en folios por una cara y por la otra, los ilustraba… así que tal vez estoy destinada a ello. Ahora mismo es por lo que estoy trabajando cada día.

3. ¿Cuáles son tus referentes actuales?

Me gusta mucho el trabajo de ilustradoras como Elena Odriozola, Raquel Aparicio, Charlotte Gastaut, María Hesse, Elisa Arguilé o Laura Pérez. En cuanto a ilustradores: David de las Heras y Conrad Roset.

4. ¿De dónde surgió la idea de tu primer libro?

Mi primer libro ¡CLIC! nace de mis excursiones al campo y a la montaña, y de mi amor por la naturaleza y los animales.

5. ¿Cómo fue tu primera experiencia como autora profesional? ¿Quién te dio la oportunidad?  
Publiqué el cuento con Babidi-bú, pero la primera experiencia no ha sido muy buena ya que no es propiamente una "editorial" y no he sentido que cuidaran de mi álbum ni que lo publicitaran.

6. Sobre el proceso de escritura, ¿cuánto tiempo te lleva escribir una historia? ¿Dónde buscas la inspiración o los posibles temas?  

Las historias me vienen cuando menos lo espero, por eso siempre intento llevar algo encima para apuntar. Casi siempre me salen historias de animales. A veces una historia la escribo en unos días, pero luego la dejo aparcada y la vuelvo a leer y la cambio entera.

7. Proceso y metodología, ¿cómo te organizas y trabajas? ¿Podrías describirme tu día a día?

Antes compaginaba mi trabajo de ilustradora con el de diseñadora para una empresa, pero desde hace unos meses me dedico plenamente a la ilustración. Me despierto pronto para que me dé tiempo de hacer las tareas de casa, leer el correo y gestionar las redes sociales para que a las 9 ya pueda estar trabajando. Suelo dedicar un tiempo concreto al día para cada proyecto, aunque siempre acabo dedicando mucho más tiempo a los proyectos que tienen una entrega cercana. Pero siempre intento dedicar un tiempo a proyectos o ilustraciones personales y como siempre, me faltan horas en el día.

8. ¿Cuál es tu objetivo como autora e ilustradora? ¿Qué mensaje quieres transmitir a través de tus obras? 

Creo que es importante tener un estilo definido por el que se reconozca tu trabajo. Quiero que mis imágenes transmitan felicidad y que la gente se quede con una buena sensación al verlas.

9. ¿Estás trabajando en un nuevo libro? ¿Qué nos puedes contar sobre él? 

Tengo varias ideas de cuentos, pero ahora mismo estoy trabajando en uno sobre un gato que vive en la calle.

10. Un último consejo a los que como tú, quieran dedicarse a esto:

Si es su sueño, como en mi caso, que luchen por ello, porque aunque el camino no es fácil, se van consiguiendo cosas paso a paso. Desde que dejé de trabajar como diseñadora hace unos pocos meses y he puesto toda mi energía en la ilustración, veo que poco a poco me van saliendo proyectos.


Para obtener más información sobre Beatriz Entralgo, puedes visitar su web.
También puede seguirla en su página de Facebook e Instagram.





¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog!

sábado, 7 de abril de 2018

Ilustrando a... Ana Sender

Bienvenido/a a esta sección de entrevistas a autoras integrales de álbum ilustrado cuyo objetivo es conocer sus procesos de creación y visibilizar su obra.

Hoy te presento el trabajo de... Ana Sender.

1. Tus inicios. ¿Cuál es tu formación académica? ¿Cuándo te interesaste por la ilustración y en especial, por el álbum ilustrado?
 
He dibujado desde que recuerdo y, desde que supe que había una profesión como la de ilustrador tuve bastante claro qué era lo que quería hacer, aunque han habido periodos en los que me he desviado un poco y he ido por otros caminos.
Empecé yendo al estudio de una pintora (Rossana Fontanet) durante la adolescencia; aprendí mucho de técnica y experimenté todo lo que pude. Después empecé a estudiar pintura en la escuela Massana de Barcelona, pero no acababa de encontrar lo que buscaba y, cuando introdujeron los grados formativos, entre ellos el de ilustración, allí que me fui de cabeza. De todos los campos a los que me podía dedicar como ilustradora el de álbum siempre me llamó mucho más la atención.
Más adelante hice dos cursos de álbum ilustrado, uno en l'Escola de la Dona (Diputació de Barcelona) con Ignasi Blanch de profesor, y el otro con Mariona Cabassa, Rebeca Luciani y Jorge Zentner en el que escribíamos nuestros propios álbumes. Aprendí muchísimo y retomé las ganas de dedicarme a ello. También he ido haciendo cursos más específicos relacionados con la ilustración o con cosas que me podían ayudar a mejorar.
Creo que me podría pasar la vida estudiando, es una de las cosas que me encantan de esta profesión, que siempre puedes seguir aprendiendo.

2. ¿Recuerdas tus cuentos favoritos de pequeña? ¿Crees que te han influido en tu trabajo?

Sí, recuerdo sobretodo los que me contaba mi abuela, no los he vuelto a escuchar o leer en ningún sitio. Solían tener un punto muy bestia, oscuro y también mucho humor negro y escatológico. Muchos incluían canciones.
Me fascinaban y estoy segura de que han influido mucho en lo que hago.

3. ¿Cuáles son tus referentes actuales?

En ilustración me encantan Alice y Martin Provensen (aunque no sean tan actuales), Carson Ellis, Joanna Hellgren, Lilli Carré...
Y en otros ámbitos estoy enamorada del mundo de Leonora Carrington, tanto su obra pictórica como sus historias escritas. También Sonia Delaunay, William Morris, de Chirico y por supesto El Bosco y Brueghel.
También me inspiran escritores como Ray Bradbury, Neil Gaiman, Virginia Woolf, Kelly Link, Angela Carter, Michael Ende, Roald Dahl... la lista es infinita.

4. ¿De dónde surgió la idea de tu primer libro?

Mi primer libro publicado como ilustradora y escritora fue "El buscador de orquídeas". La primera idea era hacer algo así como una recopilación de lugares imaginarios, pero quería que no se quedara en una simple lista, sino que alguien te los mostrara por algún motivo. Pensé que quién mejor que un explorador. Cuando pienso en exploradores me viene a la cabeza el típico personaje de principios del siglo XX, entonces me hablaron de los cazadores de orquídeas de esa época, aventureros intrépidos que se jugaban la vida para conseguir los mejores ejemplares para los aristócratas ingleses que los contrataban. 
Me pareció perfecto y apasionante; ése sería mi explorador pero él no se limitaría a viajar por este mundo, viajaría a la luna, al mundo de los sueños o a ciudades subterráneas... y de paso nos mostraría las orquídeas más peculiares que puedas imaginar.

5. ¿Cómo fue tu primera experiencia como autora profesional? ¿Quién te dio la oportunidad?

Desde que acabé de estudiar, tardé bastante en dedicarme a esto. Tenía mucha prisa por independizarme y di prioridad a conseguir cualquier trabajo que me pagara el alquiler. Fueron saliendo algunos encargos esporádicos, pero no he empezado a dedicarme a la ilustración en serio hasta hace relativamente poco. Una de las primeras propuestas profesionales que me surgieron fue diseñar estampados de ropa para la marca La Casita de Wendy, colaboración que se ha prolongado hasta ahora. Cuando empecé no tenía ni idea de cómo funcionaba el mundo del diseño de estampados y de la moda; he podido aprender muchísimo de ellos.
El primer libro que me encargaron ilustrar fue "Los Turistas", una novela gótica de Rui Díaz Correia editada por El Verano del cohete. Yo casi me había rendido y olvidado que lo que más quería hacer era ilustrar libros, contar historias. Esto me ayudó a recordármelo. Un tiempo después los editores de Tres Tigres Tristes confiaron en mí para escribir e ilustrar un proyecto, de ahí surgió "El Buscador de Orquídeas". Desde entonces han empezado a surgir más propuestas y no he parado de trabajar ilustrando textos de otras personas o los míos propios.

6. Sobre el proceso de escritura, ¿cuánto tiempo te lleva escribir una historia? ¿Dónde buscas la inspiración o los posibles temas?

Es un proceso que me apasiona pero no lo tengo tan interiorizado como el proceso de ilustrar; en cierta manera me cuesta más y suelo pensar mucho, mucho y apuntar miles de ideas, darles vueltas... luego suele pasar que un día surge todo casi como por arte de magia, todo se ordena y cobra un cierto sentido. Por lo tanto, a lo mejor escribo la historia para un álbum en un día pero paso muchos dándole vueltas.
No sabría qué decirte sobre la inspiración, me viene de mil cosas que he ido acumulando en mi vida. Suelo elegir los temas que me apetecería que me contaran, entonces me los cuento yo. 

7. Proceso y metodología, ¿cómo te organizas y trabajas? ¿Podrías describirme tu día a día?

Soy un caos pero intento organizarme un poco más desde que soy mi propia jefa, aún así no hay dos días iguales. Tengo el estudio en casa y eso tiene su lado bueno y su lado malo. Soy obsesiva y me tengo que obligar a desconectar y esto cuesta más si trabajas desde casa. Normalmente por la mañana es cuando trabajo mejor, aunque últimamente trabajo casi todas las horas del día y acabo parando solo después de cenar, porque me obligo.
En cuanto al proceso de creación de un libro sí que empiezo a adoptar una metodología más constante. Suelo empezar con la documentación y la inspiración, una vez sé el tema. En esta fase, que me encanta, puedo perderme bastante, se abren montones de posibilidades y a veces tengo que darme una colleja para elegir, de una vez, uno de los caminos. Luego suelo dibujar mucho sin una idea concreta, a ver lo que surge, qué registro me pide la historia. Simultáneamente me voy haciendo mis esquemas de qué quiero explicar, apunto ideas...
Entonces suelo hacerme un story-board bastante confuso para todo el que no sea yo y de ahí muchas veces paso directamente a las ilustraciones finales, salvo alguna excepción en la que hago algún boceto intermedio.
Si también estoy escribiendo la historia suelo hacerlo a la vez que voy dibujando; pienso mucho en imágenes para estos proyectos y no sabría hacerlos primero escribiendo todo el texto y después pensando la ilustración. Pero igual algún día lo intento.

8. ¿Cuál es tu objetivo como autora e ilustradora? ¿Qué mensaje quieres transmitir a través de tus obras?

No sé si me he llegado a plantear un objetivo concreto, a parte de poder seguir haciendo lo que me gusta, no dejar de aprender y cada vez hacerlo mejor.
Cuando dibujo y escribo no me planteo tampoco un mensaje concreto que quiera hacer llegar, aunque una vez he acabado suelen haber temas comunes en lo que hago que, supongo, introduzco inconscientemente como la importancia de la imaginación, la magia, los sueños... escapar de un mundo gris y plano.

9. ¿Estás trabajando en un nuevo libro? ¿Qué nos puedes contar sobre él?

Tengo un proyecto con Avenauta, el nuevo sello de Tres Tigres Tristes, que está más pensado para un público no infantil. Es un álbum ilustrado sobre la estancia de Mary Shelley en Villa Diodati, sobre los días de verano que pasó allí y de donde surgió Frankenstein.
También voy a ilustrar un texto de Fran Pintadera para Akiara Books.

10. Un último consejo a los que como tú, quieran dedicarse a esto:

Observa mucho, dibuja mucho, busca la inspiración en cualquier parte, no trabajes a cambio de visibilidad y no te olvides de vivir.


Para obtener más información sobre Ana Sender, puedes seguirla en su página de Facebook e Instagram




¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog!
           

lunes, 2 de abril de 2018

Cerrando y valorando el 2º trimestre

Me las veía muy optimista cuando redacté este post y al final, no. No es oro todo lo que reluce.  
Este segundo trimestre se me ha hecho especialmente duro y largo, sobretodo largo (eterno, diría yo...). Además del trabajo en el instituto, he ido lidiando como he podido con las mil y una actividades docentes que me surgían y, como era de esperar, no conseguí "blindarme" el viernes para ilustrar. Demasiados fuegos por apagar y poca consciencia para aplicar.

Pero no quiero fustigarme (más de lo que ya hago) porque algunas cosas se han alineado con lo que me había propuesto. 
Para empezar, en febrero conseguí sacar adelante mi primer curso monográfico de Iniciació a la il·lustració en l'Acadèmia de Belles Arts de Sabadell
Pared del aula de l'acadèmia donde tenían lugar nuestros "enchinchados"
A pesar del limitado número de sesiones y del temario mega comprimido (lo sé, a mi también se me hizo corto), conseguimos trabajar todo esto: diseño de personajes, propiedades y limitaciones del gouache, técnica del bicolor, ambientación (fondos y perspectivas), ...

De hecho, el feedback fue tan positivo que muchos pidieron una continuación. Y claro, ¡yo encantada! (vamos, que no quepo en mí de gozo y satisfacción)

Y mientras una puerta se abre, otra se cierra. Es el caso del taller d'il·lustració del centre cívic Urgell.
A falta de pared, usábamos la pizarra del aula 5
Después de más de 2 años impartiendo este taller que me cedió Iratxe López de Munáin, llegó el momento de cerrar y poner fin a mi etapa como tallerista de centros cívicos. 
Durante todo este tiempo he visto crecer y evolucionar a muchos alumnos (supongo que algo habré tenido que ver) pero sin duda me llevo conmigo todo lo que he aprendido de ellos, sobretodo el día de las "entregas". Echaré de menos el feedback, la complicidad y las charletas en torno a la ilustración. 
[Puedes ver aquí un resumen de los trabajos más destacados]
Foto de Goretti Pérez Ruiz
Estoy convencida de que nos volveremos a encontrar y será pronto, en otro contexto y en otro formato. Porque yo, al igual que vosotros, también necesito evolucionar.


Aunque de cara al próximo trimestre pensaba soltar algo de docencia para recargar baterías y conectar con la ilustración y las publicaciones del blog, de momento sólo puedo adelantar este par de actividades:

1. Dentro del festival Vet aquí Sabadell en el que participamos a través de Bafarada, nos han encargado el Taller familiar "Il·lustrem contes" que tendrá lugar el jueves 12 de abril de 18 a 19:30h en el Museu del Gas de Sabadell.
Taller de ilustración en el que partiremos de un cuento, decidiremos qué escena representar y utilizaremos recursos como el diseño de personajes, la composición, el color,... para traducirla en una ilustración "de cuento".

Aunque se trate de una actividad gratuita, requiere de inscripción previa a través del email: info@petitsabadell.cat
 

2. Todavía no me lo acabo de creer pero en febrero me ofrecieron la oportunidad de ser formadora de maestros y profesores. 
Me pidieron que, desde mi especialidad de Educación Visual y Plástica, pensara dos posibles cursos que conectaran con mis colegas de profesión y lo tuve tan claro que enseguida redacté este par de propuestas:

- Com llegir una imatge. Es un curso teorico-práctico que tiene como principal objetivo descodificar una imagen (pintura, fotografía, anuncio publicitario, escultura, arquitectura,...) y "entenderla". Porque se tiene la idea equivocada de que el arte es demasiado complejo pero en el fondo no hay muchas diferencias entre leer un Pollock de un anuncio de Coca cola o de un Tiziano. Todas se basan en el uso del lenguaje visual donde conviven formas, tonos, colores, composición,...  por eso este curso está pensado para explicar y aplicar las bases del lenguaje visual en la "lectura" de imágenes.

- Creación de un álbum ilustrado. Es un curso teorico-práctico que tiene como objetivo explorar el proceso de creación de un álbum ilustrado, una obra literaria que integra texto e imagen a partes iguales en un diálogo indivisible, siendo la ilustración la que aporta el significado principal a la historia.
Partiremos de un cuento popular para narrar con imágenes propias un álbum ilustrado a través de la creación de una primera maqueta con la coherencia y calidad necesarias para utilizarla después como material didáctico en el aula.
Analizaremos la relación entre el texto y la imagen, y veremos cómo ilustradores profesionales han tratado e interpretado cuentos populares a través de la ilustración. Trabajaremos el diseño de personajes, la narrativa, la composición, la paleta cromática dominante y probaremos diferentes técnicas gráficas a partir de los materiales disponibles en el aula de Plástica.

Los anunciaré a partir de mayo, cuando sean validados por el Departament d’Educació. Lo que sí puedo asegurar es que, una vez publicados, se llevarán a cabo durante la primera quincena de julio en Terrassa (Barcelona). 


Y antes de terminar, una novedad que no contemplaba cuando redacté el primer post del año: ¡me he apuntado a un grupo mastermind!
[Si no sabes lo que es, puedes leer aquí de qué va]

Tras crear el grupo de whatsapp, hacer las presentaciones en clave Elevator Pitch a través del formato audio y admitir a una nueva integrante (¡somos 6!), conseguimos establecer la dinámica de nuestros encuentros. Finalmente acordamos quedar los sábados por la mañana cada quince días en Barcelona (efectivamente, nosotras optamos por la vía presencial).
Foto de Joana Luis Miradas
Ya llevamos dos encuentros y la experiencia no puede ser más positiva. ¡Ojalá lo hubiese descubierto antes! 


Y hasta aquí mi valoración y adelanto del próximo trimestre. 
¿Cómo te ha ido? ¿Has avanzado en la consecución de tus propósitos de año nuevo?
Me encantará leerte en el apartado de comentarios ;)


Si quieres estar al día de mis próximas actividades, ¡suscríbete al blog!

sábado, 3 de marzo de 2018

Ilustrando a... Joana Bruna

Bienvenido/a a esta sección de entrevistas a autoras integrales de álbum ilustrado cuyo objetivo es conocer sus procesos de creación y visibilizar su obra.

Hoy te presento el trabajo de... Joana Bruna.

A este paso voy a tener que ponerme en contacto con Ignasi Blanch, mi profesor de ilustración, para que me pase un listado de autoras a quienes entrevistar porque Joana, al igual que Lía, Ana Sender (mi próxima invitada) y tantas otras, también pasó por l'Escola de la Dona. 
Casualidad o no, está claro que esta sección me está sirviendo no sólo de lección (si me conoces un poquito, deducirás por qué) sino de aprendizaje. 
Pero dejemos de hablar de mí. Hoy la protagonista es ella.
Si alguna vez te has quedado atascada en un proyecto hasta el punto de replantearte si merece la pena seguir o guardarlo en un cajón, por favor, lee lo que tiene que contarte:


1. Tus inicios. ¿Cuál es tu formación académica? ¿Cuándo te interesaste por la ilustración y en especial, por el álbum ilustrado?

De pequeña siempre me gustó dibujar aunque acabé estudiando Educación Infantil. Hace unos años, por motivos personales, empecé a estudiar Ilustración en l'Escola de la Dona de Barcelona con Ignasi Blanch. Su pasión por la ilustración y los álbumes ilustrados me cautivó y, desde entonces, comparto su pasión por este mundo. Hoy en día compagino mi trabajo como educadora infantil con la ilustración; también hago sesiones de cuenta cuentos de mis libros. 
Ilustración "L'àvia feliç" © Joana Bruna

2. ¿Recuerdas tus cuentos favoritos de pequeña? ¿Crees que te han influido en tu trabajo?

De pequeña recuerdo los cuentos tradicionales y algunos de Disney, Tintín, y la colección de El club de los cinco. No sé si me han influido, pero recuerdo que me pasaba horas mirando las ilustraciones, y luego las dibujaba en mis libretas. 

3. ¿Cuáles son tus referentes actuales?

Ufff... tengo muchísimos referentes. La lista sería larguisíma pero me gustan mucho: Jimmy Liao, Suzi Lee, Ignasi Blanch, Elena Odriozola, Roger Olmos, Noemí Villamuza, entre otros.

4. ¿De dónde surgió la idea de tu primer libro?

Mi primer libro nació de un proyecto que hice en clase de álbum ilustrado. Cuando lo acabé, Ignasi me animó a publicarlo. Así que en vez de guardarlo en un cajón, me lancé a la gran aventura de publicar "La Fantàstica llegenda de la Jordina".
"La Fantàstica llegenda de la Jordina" © Joana Bruna

5. ¿Cómo fue tu primera experiencia como autora profesional? ¿Quién te dio la oportunidad?

Me decidí a ver si podía publicar "La Fantàstica llegenda de la Jordina", y después de llamar a muchas puertas de editoriales, una pequeña editorial de Barcelona, Ediciones Oblicuas, apostó por mí. El caso es ya llevamos tres libros publicados juntos. El segundo fue "Miezi, luz de estrella", y el tercero "Matías y las Maravillas" que ya va por la 2ª edición. Ha tenido una acogida muy buena desde que se publicó el pasado 2017. La verdad es que ha sido una experiencia muy gratificante.
"Matías y las Maravillas" © Joana Bruna

6. Sobre el proceso de escritura, ¿cuánto tiempo te lleva escribir una historia? ¿Dónde buscas la inspiración o los posibles temas?

El proceso de creación va a su ritmo. Día a día voy anotando ideas en mi libreta y, cuando tengo algo que me gusta, le voy dando forma hasta que creo que ya lo tengo. Siempre voy modificando cositas, entonces lo enseño a mi gente de confianza para que me dé su opinión. A partir de ahí, empiezo con las ilustraciones que también van cambiando a lo largo del proyecto en el que tanto el texto como la ilustración son de mi autoría. 
En cambio, cuando me han pasado el texto de un autor/a la cosa cambia. Es diferente porque hay un plazo de entrega lo cual hace que no puedas ir a tu ritmo, pero también lo disfruto mucho. Es muy bonito compartir proyecto con otra persona.

7. Proceso y metodología, ¿cómo te organizas y trabajas? ¿Podrías describirme tu día a día?

Ufff, me falta tiempo... Entre semana trabajo en el colegio, otra vocación donde disfruto y aprendo cada día de los "peques", y el resto del tiempo y fines de semana, trabajo en casa en mis proyectos. Si encuentro huecos, intento estar en redes sociales para dar visibilidad a mi trabajo. Aparte, cuando puedo, hago alguna sesión de cuenta cuentos de mis libros, voy a ferias del libro, etc.

8. ¿Cuál es tu objetivo como autora e ilustradora? ¿Qué mensaje quieres transmitir a través de tus obras?

Intento escribir historias que tengan valores, que puedan llegar tanto a pequeños como a adultos. Y fomentar la lectura y el amor por los libros desde la infancia.

9. ¿Estás trabajando en un nuevo libro? ¿Qué nos puedes contar sobre él?

Sí, si todo va bien, este año estoy con dos proyectos. Uno está acabado y pendiente de publicar pero aún no hay fecha. Trata del TEA (Trastorno del Espectro Autista) aunque no es una historia en sí, sino la visión de su protagonista que nos explica su manera de ser. Y el segundo está en proceso. No puedo decir nada por ahora, sólo que está compartido con una autora estupenda que me encanta en el que yo pongo las ilustraciones. Así que solo falta esperar. En cuanto pueda, daré más información.

10. Un último consejo a los que como tú, quieran dedicarse a esto:

A los que lo tengan claro, que no lo duden y se lancen a este mundo tan maravilloso y gratificante como es el álbum ilustrado. Pero que recuerden también que no es fácil, es duro y hay que trabajar mucho, ¡no tirar la toalla a la primera! Que tengan en cuenta que hay editoriales pequeñas o los autopublicados, que prueben y no abandonen sus sueños. Quien la sigue, ¡la consigue! ¡Suerte!
Interior de "Miezi, luz de estrella" © Joana Bruna


Para obtener más información sobre Joana, puedes visitar su web.
También puede seguirla en su página de Facebook e Instagram



¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog!