domingo, 17 de septiembre de 2017

Cómo escribir e ilustrar un cuento y no morir en el intento: la paleta cromática

En la entrada anterior resalté la importancia de trabajar en el storyboard antes de hacer los layouts (las ilustraciones en grande). También comenté que podíamos incluir anotaciones de color para decidir qué paleta cromática elegir para reforzar el mensaje de nuestra historia.

Además de la composición, el color es un poderoso instrumento de comunicación visual con el que podemos expresar muchas cosas.

En un álbum ilustrado el color juega un papel muy importante. Fíjate cuántas cosas podemos comunicar a través del color:

© Diana Toledano

TEORÍA DEL COLOR

El estudio de la teoría del color nos ayudará a comprender cómo funciona el color y cómo combinar colores para transmitir ideas (emociones y sentimientos) con intención comunicativa.

Aparte de la psicología del color, veremos algunos conceptos como los atributos del color, las relaciones entre colores dentro del círculo cromático y la clasificación de las gamas cromáticas.

El círculo cromático

Se trata de una ordenación de los colores primarios y secundarios (e incluso terciarios) en una rueda, de manera que se puede observar la relación que se establece entre ellos:


Colores primarios: aquellos que no se pueden obtener por mezcla. Rojo, amarillo y azul.
 
Colores secundarios: aquellos derivados de la mezcla a partes iguales de dos primarios. Naranja, verde y violeta.

Colores terciarios: aquellos derivados de un secundario y de su primario adyacente. Verde amarillento, rojo escarlata, púrpura, violeta azulado...


Atributos del color

Podemos definir un color a través de sus tres propiedades:

1. Matiz/tono: es el apellido del color. Hace referencia al pigmento por el cual designamos los colores como tales: rojo bermellón, violeta, verde amarillento, amarillo anaranjado...


2. Luminosidad/valor: es la cantidad de luz que reflejan los colores y alude a la claridad u oscuridad de un color, sin necesidad de mezclarlo con blanco, negro o gris.



3. Saturación/intensidad: indica la pureza del pigmento. Podemos "des-saturar" un color ("romper" o matar su viveza) añadiendo blanco, gris o negro, pero también podemos hacerlo con su opuesto (complementario). Con la mezcla gradual de su complementario podemos oscurecer de forma natural sin necesidad de utilizar el negro de “bote” evitando así el efecto “agujero negro”.


Gamas cromáticas

Cuando combinamos varios colores, conseguimos diferentes resultados en función de su situación dentro del círculo:


- Gama monocromática: Cuando usamos un solo color y jugamos únicamente con el matiz. Obtenemos colores uniformes y sin estridencias.

Ilustración para Google calendar nº 17 © Lotta Nieminen Paulig

- Gama de colores análogos: Cuando combinamos colores que están juntos en el círculo cromático. Es más rica que la monocromática, pero hay poco contraste entre los colores.

Ilustración para Google calendar nº 4 © Lotta Nieminen Paulig

- Gama cálida: Son aquellos colores que van del amarillo al morado o derivan de la mezcla del rojo. Crean una ilusión óptica de proximidad y la sensación térmica de calor. Son los colores recomendados para los personajes y elementos en primer término
Ilustración con colores cálidos © Lotta Nieminen Paulig

- Gama fría: Son aquellos colores que van del verde al violeta o derivan de la mezcla con azul. Crean una ilusión óptica de lejanía (profundidad) y la sensación térmica de frío. Son los colores recomendados para el fondo y los paisajes.

Ilustración con colores fríos © Lotta Nieminen Paulig

- Gama de colores complementarios: Son los colores diametralmente opuestos en el círculo cromático. Su uso establece un marcado contraste. En una composición podemos destacar un centro de interés a través de un color y supeditar el resto al complementario por contraste.


- Tríada: Consiste en elegir tres colores equidistantes en el círculo cromático que conformen la paleta. Hay que ir con cuidado, puesto que no es fácil combinar tres colores.

Colores triádricos en "Orchinfabula" © Iratxe López de Munáin

Al determinar tu paleta de colores, debes tener en cuenta si quieres una gama cromática más homogénea o, por el contrario, quieres colores muy contrastados. Independientemente de tu elección, es muy importante utilizar la misma paleta cromática en todas las páginas para mantener la lógica y la armonía a lo largo de la historia. Si coloreas al 'tuntún' parecerá un carnaval y se diluirá tu mensaje.

La paleta cromática en Salvaje de Emily Hughes se caracteriza por una clara predilección por los verdes y marrones.

En cambio, hay autores que utilizan paletas de color muy restringidas como en Es así de Paloma Valdivia:

El tema trata de cómo llegamos y nos vamos, refiriéndose metafóricamente al tránsito entre la vida y la muerte. Para ello, la autora se sirve de dos colores fuertes, el azul y el rojo que le permiten construir la página y unos pocos tonos claros que proporcionan un ritmo.

Elegir una u otra paleta de color afecta al mensaje que estás enviando. Cada color transmite un mensaje diferente. Aunque sea de manera inconsciente, las personas asociamos el color a una serie de valores o sensaciones. Normalmente esto se debe a cuestiones culturales, a nuestra experiencia y al uso que tradicionalmente se le ha dado a esos colores.

Psicología del color


La psicología del color se encarga de analizar el efecto del color en la percepción y conducta humana. En un sentido más amplio, hace referencia a los significados y atribuciones simbólicas, aunque no es una ciencia exacta porque, en función de cómo se combinen los colores, la interpretación puede ser muy distinta. De cualquier modo, en general podemos establecer estas relaciones de significado:

Rojos – Pasión, peligro, energía, acción… Es un color bastante agresivo que llama mucho la atención. El color favorito de todas las pasiones, el color del amor y del odio. El color de los reyes y del comunismo, de la alegría y del peligro.

© Ana Juan

Naranjas – Colores enérgicos, cálidos y atrevidos, sobre todo los tonos más intensos. También transmite vitalidad y juventud, porque es el color del sol.

© Owen Davey

Azules – Suele asociarse con la serenidad y la seriedad. También con la limpieza. El azul transmite confianza, por eso es muy utilizado por bancos, aseguradoras y grandes compañías. Es el color preferido, el color en la simpatía, la armonía y la fidelidad, pese a ser frío y distante, el color femenino y de las virtudes espirituales.

© Lucy Campbell

Verdes – Naturaleza, frescura, salud, ecología… Los tonos más oscuros transmiten calma, mientras que los verdes más luminosos se asocian más a la vitalidad.

© Lisk Feng

Amarillos – Igual que el rojo, el amarillo puede ser un color agresivo, pero tiende a transmitir más optimismo. El color favorito de todo lo contradictorio, o del optimismo al igual que de los celos. El color de la diversión, del entendimiento y sin olvidar de la traición.

© Roger Duvoisin

Rosas – Mientras que los tonos suaves transmiten inocencia y dulzura, los rosas más intensos se asocian a la pasión, el amor y el romance.

© Natascha Rosenberg

Marrones – Es elegante y sin estridencias. Adecuado para comunicar neutralidad, sobriedad y sencillez. Al ser colores terrestres, también se asocian con la naturaleza, el origen y la tradición.

© Helena Pallarés

Negros – Elegancia, lujo, sobriedad, autoridad… Fíjate que el color 100% negro no suele usarse casi nunca, porque tiene demasiada fuerza. Normalmente se usa un negro rebajado o un negro cromático (obtenido por mezcla de los tres primarios)

© Elicia Edijanto
Si has hecho los deberes y tienes claro qué mensaje quieres transmitir, seguro que ya empiezas a tener un poco más claro qué colores encajan con tu historia.

Si determinamos una clave de color concreta de acuerdo a esta intención, tendremos más del 50% del trabajo hecho. Aún así, aquí te dejo unos consejos finales para que aciertes con tu selección de colores:

- Incluye matices en tu paleta. Si usas una combinación de colores análogos o complementarios, incluye en tu paleta la versión oscura y la versión clara de cada color. Seguramente las necesitarás para hacer fondos o sombras.

"El vestido nuevo del emperador" © Olga Demidova

- Busca el contraste. Aunque optes por una paleta monocromática, utiliza siempre el contraste para destacar elementos y reforzar el mensaje de la composición. Por ejemplo:


- Si no lo ves claro, empieza con dos colores. Por un lado el dominante, que será el color principal, y por otro el secundario, que utilizarás para destacar elementos clave en tus composiciones.

© Lieke Van Der Vorst
Para evitar que el rojo y el verde "vibren" demasiado, la ilustradora Lieke Van Der Vorst usó "colores mediadores" como tonos neutros afines al verde y al rojo de baja intensidad así como algunos espacios en blanco.

- Encuentra tu tono. Investiga álbumes ilustrados similares para identificar los colores dominantes y desmárcate, busca la diferenciación.

Diferentes estilos y paletas cromáticas de "Alicia" por Benjamin Lacombe, Aitch y Muti

Si antes de empezar buscas simplemente paletas armoniosas, échale un vistazo a este par de enlaces. Encontrarás paletas de color increíbles:
http://design-seeds.com/
http://www.colourlovers.com/

En la próxima entrega veremos las técnicas más usadas, y las ventajas e inconvenientes de usar una u otra dependiendo de tu trazo y del "estilo" (tono) de tu historia.

Ahora te toca a ti. ¡Manos a la obra!


Si quieres profundizar en la psicología del color, te recomiendo el libro del mismo título, Psicología del color, de Eva Heller, de la editorial Gustavo Gili.
También puedes leer la reseña del libro que Chema García ha escrito aquí.


Y si tienes alguna sugerencia, recomendación, o pregunta, me encantará leerla en el apartado de comentarios.

¡Nos leemos dentro de quince días en la próxima entrada!

domingo, 3 de septiembre de 2017

Cómo escribir e ilustrar un cuento y no morir en el intento: la narrativa visual

En un álbum ilustrado, la clave de que haya historias bien contadas o mal explicadas reside en su narrativa visual. Es la parte más importante pero también la más difícil. Para que funcione, debes trabajarla bien.

STORYBOARD

El storyboard o guión gráfico hace referencia al proceso de planificación. Se utiliza para desarrollar la historia en 12 o más imágenes de manera esquemática. Este proceso permite ver de un sólo vistazo la narrativa y comprobar si el libro funciona.
Storyboard "Mi abuelo" © Marta Altés
Antes de abordar el storyboard, debemos recordar las partes de un álbum ilustrado:
El formato más común es el de 32 páginas. Hace referencia a la cantidad de pliegos necesarios, un número de páginas múltiplo de 8, que componen un libro de estas características (el siguiente sería de 40 páginas, luego el de 48 y así sucesivamente).

De esas 32 páginas, 2 se destinan a la cubierta y contracubierta, 4 a las guardas (delanteras y traseras), 2 a los créditos y portadilla, y las 24 restantes, a la tripa. Es en ese tramo de 12 páginas dobles donde se planifica el desarrollo de la historia.

Empieza por un storyboard poco detallado.
Pre-storyboard "Mi abuelo" © Marta Altés
Dibuja 12 rectángulos o utiliza una plantilla como ésta y comienza a esbozar las composiciones de cada página.
Usar esta plantilla es muy práctico porque puedes desarrollar el libro en una sola hoja, de manera que obtienes una visión de conjunto. Es como echar un vistazo rápido y comprobar si la historia tiene ritmo.

Cuando hablamos de ritmo en un álbum ilustrado, nos referimos al ritmo de la narración. Se trata de concebir el libro como si fuera una película donde tú eres el director y te sirves de la planificación para abrir (alejar) y cerrar (acercar) planos estableciendo una alternancia.
Si quieres conseguir un ritmo dinámico, intercala diferentes planos.
Si por el contrario, buscas un ritmo más tranquilo y pausado, 'abusa' del plano fijo.

Tú decides qué ritmo quieres imprimir a tu historia.


Una vez tengas definido el storyboard, elige cuatro imágenes representativas (pueden ser la primera, la tercera, la central o la del final). Si estas cuatro páginas por sí solas tienen un ritmo interesante, significa que tu storyboard se sostiene.
Storyboard final "Mi abuelo" © Marta Altés
Si no es el caso, sigue probando.
Ya tendrás tiempo de profundizar más adelante en la parte estética.

COMPOSICIÓN

Si con el storyboard lo más importante era la visión global de la secuencia, con los layouts iremos a lo concreto, es decir, ilustración a ilustración. Los layouts son las ilustraciones en grande y detalladas a lápiz del storyboard donde aplicaremos un estudio de luz y sombras para crear atmósfera antes de aplicar el color.
© Rebeca Luciani

Trabajar con un formato más grande implica no sólo definir el dibujo y añadir los detalles, sino mejorar la COMPOSICIÓN. Entendemos por composición la estructura u organización interna de los elementos gráficos distribuidos de manera equilibrada dentro de un espacio determinado (el formato).

En la ilustración de cuentos, la composición hace referencia a la relación entre los diversos personajes u objetos en una situación o entorno concreto.
© Isabelle Arsenault

Imagínate que eres un director de cine que tiene que distribuir a actores y atrezzo en un encuadre con el fin de crear una sensación de equilibrio y orden. Siempre que introduzcas más de un elemento o figura, se habrá creado algún tipo de composición.
Ahora sustituye encuadre por formato

En álbum ilustrado, el formato es la doble página.
© Beatrice Alemagna

Puesto que la composición forma parte esencial de la narrativa, ya que dirige el recorrido que realizará la mirada de nuestro lector, tu trabajo consistirá en crear composiciones efectivas, es decir, intencionadas.
Alessandra Psacharopulo
Y para crear buenas composiciones, deberás tener en cuenta algunos conceptos básicos como la sección áurea. Es una proporción entre medidas desarrollada en la Antigüedad muy utilizada por los artistas a lo largo de la Historia.
"Pelando manzanas", George Dunlop Leslie. S XIX. Academicismo inglés
Se trata de la división armónica de un segmento en dos partes donde se establece la siguiente proporción: la parte pequeña (b) equivale a la mayor (a) como la mayor equivale a la totalidad (c).

Podemos utilizar la ley de los tercios (derivada de la sección áurea de un rectángulo) para dirigir la atención del espectador hacia donde nos interese.

Fíjate en estos ejemplos:
Comprobarás que si colocamos algún elemento alrededor de los 4 puntos de intersección centrales, llamará más la atención que si optamos por una composición centrada y simétrica.

Aplicación de la línea del horizonte en el tercio superior en la obra "Christina's World" de Andrew Wyeth
En el tercio superior se crea un incremento del peso visual que se traduce en inestabilidad y riesgo en términos de equilibrio pero a su vez produce una composición más interesante.

Trabajando con esta ley consigues, no sólo apostar por composiciones más dinámicas, equilibradas por asimetría, sino composiciones cuyo recorrido visual sigue una forma de L o incluso U (puede ser invertida)
© Roseapetitpois
Además, recuerda que nuestro orden de lectura occidental es de izquierda a derecha. Si volteas la imagen para que la zona de máxima atención visual recaiga en la derecha, conseguirás mayor interés visual.
"Forest Friends", © Olivier Tallec

Aunque no es necesario que sigas este principio a rajatabla, siempre que puedas debes intentar aplicar estas premisas:
- Evita dividir la superficie de forma simétrica
Izquierda: © Sato Kanae Derecha: © Isabelle Arsenault








- No coloques figuras en el centro. Evita que el pliegue central se “coma” información relevante
© Beatrice Alemagna
- Destaca un centro de interés y supedita el resto de elementos al principal (si no, puede generar confusión en el lector)
© Mariana Ruiz Johnson
- Busca el equilibrio de pesos visuales por compensación de masas (formas de diferentes tamaños, luminosidad o color que, distribuidos en el encuadre, se contrarresten mutuamente)
Contraste por iluminación © Masako Kubo

La única manera de saber qué composición funciona mejor para transmitir tu intención comunicativa es experimentando y probando. Haz varios bocetos en pequeños recuadros y valora la relación que se establece entre las formas dentro del formato pero, sobre todo, no olvides qué quieres destacar y cómo conseguirlo.
Diferentes composiciones en el storyboard "Mi abuelo" © Marta Altés


Ya has comprobado que la narración visual es una parte fundamental de tu obra; dedícale todo el tiempo necesario antes de ponerte a hacer las ilustraciones definitivas con todos sus detalles o trabajarás el doble, ¡e incluso el triple! (Te lo digo por experiencia con Cigronet.)

Ahora te toca a ti. ¡Manos a la obra!


Espero haberte ayudado con este tema. Si tienes alguna sugerencia, recomendación, o pregunta, me encantará leerla en el apartado de comentarios ;)


¡Nos leemos dentro de quince días en la próxima entrada!

viernes, 1 de septiembre de 2017

Curs nou, taller d'il·lustració nou: Personatges i ambients


Ja tenim el 1er trimestre del Taller Introducció a la Il·lustració del centre cívic Urgell:  
Personatges i ambients

Treballarem principalment el personatge, l'element o si més no, un dels elements més importants que formen part d'una il·lustració.

Aprendrem a dissenyar personatges convincents i amb personalitat per a contes infantils i juvenils, i els integrarem en espais interiors i exteriors atenent a criteris compositius i narratius.


També repassarem unes nocions bàsiques de perspectiva i experimentarem amb el gouache per treballar els acabats finals amb una paleta restringida de color

Pots veure un petit tast del que farem aquí. Inclús cotillejar els treballs dels alumnes del trimestre passat en aquest enllaç. Els resultats van ser molt interessants.

A partir del 4 de setembre ja pots fer la teva preinscripció online o presencialment.

Afanya't, les places són limitades!
Comencem el 26 de setembre :)

domingo, 9 de julio de 2017

Los dibujos también ayudan


Dibujos por sonrisas es un proyecto organizado por Creativos en acción en el que grandes dibujantes ceden un dibujo por una causa solidaria que no es otra que ayudar a las personas refugiadas de muchos de los campos que hay repartidos por Europa.

¿Cómo funciona?

Es muy sencillo. El usuario entra en la web y ofrece un donativo simbólico a cambio de poder descargarse un dibujo con la resolución óptima para imprimírselo y, si quiere, enmarcárselo. 
Puede elegir el que más le guste.


Eso sí, la elección no será fácil... Sólo hay que mirar la web y darse cuenta del impresionante cartel de artistas:
Buenafuente, Gallardo, Mariscal, Conrad Roset, Mauro Entrialgo, Lady Desidia, Philip Stanton, Aitor Saraiba, Javier Olivares, César Fernández Arias, Ana Oncina, Javirroyo, Ricardo Cavolo, Alba Blázquez, Sagar, Jaime Martín, Pasqual Ferrry, Mikel Urmeneta, Carlos Giménez, Josep Maria Beà, entre otros…

El listón es tan alto...
Por eso ha sido todo un honor que contactaran conmigo y me invitaran a participar:



Descárgate un dibujo :)
Nos gustaría tanto contar con tu ayuda... 

Y si puedes compartir el proyecto, ¡doblemente gracias! ^^