viernes, 18 de mayo de 2018

Ilustrando a... Anna Font

Bienvenido/a a esta sección de entrevistas a autoras integrales de álbum ilustrado cuyo objetivo es conocer sus procesos de creación y visibilizar su obra.
 
Hoy te presento el trabajo de... Anna Font.


1. Tus inicios. ¿Cuál es tu formación académica? ¿Cuándo te interesaste por la ilustración y en especial, por el álbum ilustrado?

Dibujar ha sido siempre lo que más me ha gustado hacer desde bien pequeña. Mi padre es dibujante de cómic y en casa crecí rodeada de lápices, pinturas, libros… viendo a mi padre dibujar, acompañándolo a salones, ferias…
Mis padres me contagiaron la pasión por los libros y claro, por los cuentos también. Es una pasión que no me ha abandonado. Aunque en este ambiente parecería fácil que me hubiera dedicado profesionalmente a la ilustración desde un inicio, no ha sido así, y durante muchos años mantuve la contradicción entre lanzarme a ello o mantener trabajos más estables. Pero siempre que he tenido ocasión me he formado en el aspecto artístico. Empecé en una academia de arte en Barcelona, el Taller 4 Pintors, donde Núria Balcells y Agustí Roca me enseñaron la base técnica de dibujo y pintura. Allí empecé a descubrir que lo que más me gustaba era la ilustración. Realicé el postgrado de Ilustración creativa en la escuela de diseño EINA y más tarde talleres con ilustradoras como Rebeca Luciani o Mariona Cabassa. Pero siempre mantenía esto de ilustrar en un segundo plano, sin atreverme a apostar más seriamente hasta hace un par de años. Aproveché la crisis en el sector cultural al que me dedicaba para dar un giro a mi vida y afrontar que lo que me apasiona es dibujar y contar historias y que nada me gustaría más que dedicarme a ello. Así que me apunté al itinerario de ilustración de l’Escola de la Dona de Barcelona con Ignasi Blanch, quien aparte de enseñar técnica o recursos, me ha transmitido más amor, si cabe, por el oficio y la confianza para persistir en ello. 

2. ¿Recuerdas tus cuentos favoritos de pequeña? ¿Crees que te han influido en tu trabajo? 
 
Los recuerdo y algunos todavía los conservo. La lista es infinita, pero destacaría los libros de Leo Lionni, la colección para primeros lectores "A poc a poc" de La Galera, las historias de los Barbapapás, los libros de poemas y cuentos de Gloria Fuertes, las historias de Roald Dahl ilustradas por Quentin Blake, los dibujos de la Pantera Rosa, los cuentos de Gianni Rodari… Todos, así como el cómic, el cine, la fotografía, los dibujos de la tele, las pelis de Disney, etc. han influido en mi bagaje visual, en quien soy y cómo soy, y creo que esto se refleja inevitablemente en la manera que tenemos de dibujar y de expresarnos.

3. ¿Cuáles son tus referentes actuales? 
 
Esta también podría ser una lista infinita. Me encanta descubrir ilustradores que desconocía y observar sus trabajos.
Me gustan mucho ilustradores más clásicos como Sasek, Fiep Westendorp, Mary Blair, Abner Grabof, Alice Provensen o el mismo Lionni… Pero disfruto mucho también del trabajo de ilustradoras actuales como Beatrice Allemagna, Anne Herbauts, Susy Lee, Mouni Feddag, Laura Carlin, Charlotte Ager, Violeta Lópiz, Ana Penyas… Y de ilustradores como Jon Klassen, Jesús Cisneros, Adolfo Serra, Christian Robinson…
Mi último descubrimiento: Mary Kanstad Johnsen, por su trazo espontáneo, su atrevimiento y sus composiciones.
Aparte del trabajo de ilustradores, el cine o la literatura, las exposiciones de arte o los pintores clásicos y de las vanguardias, o simplemente observar todo lo que me rodea son fuentes de inspiración constantes.
 
4. ¿De dónde surgió la idea de tu primer libro?

Fui a visitar el Salón de Álbum Ilustrado que se organiza cada año en Montreuil, París. Para una coleccionista de álbumes como yo fue entrar en el paraíso. De allí volví con un montón de fuentes de inspiración y la maleta bien cargada de libros, pero también de la motivación suficiente para lanzarme a crear mi primera historia. Tenía un personaje en la cabeza que había surgido de un ejercicio espontáneo en clase. Un personaje muy peludo. Empecé a jugar y a experimentar con él: ¿qué pasaría si fuera azul? ¿Y si todo lo que le rodea fuera del mismo color? ¿Dónde viviría? ¿Qué le gustaría? ¿Qué pasaría si de repente en su vida apareciera otro color? Hice un montón de pruebas y dibujos, y seleccionando aquellos que más me gustaban fui montando en paralelo la historia de ese personaje hasta dar con el encaje de la historia completa, incluida la sorpresa final. Así surgió la idea de "El petit país del Senyor Pelut".

5. ¿Cómo fue tu primera experiencia como autora profesional? ¿Quién te dio la oportunidad?

Una vez tuve hecha la maqueta del libro la presenté al concurso de cuento infantil ilustrado Modest Prats que organiza la Fira del Conte de Medinyà, en Girona. Tuve que adaptar el formato al requerido por las bases del concurso pero valió la pena puesto que gané el premio, que incluía la edición del cuento por parte de los organizadores. Una primera oportunidad que me anima a seguir intentándolo.

6. Sobre el proceso de escritura, ¿cuánto tiempo te lleva escribir una historia? ¿Dónde buscas la inspiración o los posibles temas?

Si cuento todo el tiempo que paso pensando y anotando posibles ideas el proceso puede ser muy largo. No me considero muy metódica u ordenada en ese sentido. En cualquier momento aparecen en mi cabeza imágenes, temas, ideas que se quedan ahí a la espera... y en algún momento me siento y trato de ordenar aquellas que no han dejado de interesarme y que me piden que las aterrice.
La inspiración puede venir de mil cosas, algo que he visto, una conversación con mi hija, un recuerdo, una anécdota que me pasa… y con este material trato de tirar del hilo hasta imaginarme una posible historia. Pero como se me da mejor dibujar que escribir o me siento más cómoda dibujando, muchas veces pienso en imágenes y me pasa al revés. A partir de los dibujos que hago más espontáneos intento contar una historia donde el texto va apareciendo en paralelo a las imágenes.

7. Proceso y metodología, ¿cómo te organizas y trabajas? ¿Podría describirme tu día a día?

¡Buf! Mi día a día incluye las clases a las que asisto, mi hija de ocho años, un trabajo a tiempo parcial los fines de semana para pagar facturas, y los trabajos de ilustración que me ofrecen (algún encargo, realización de talleres…). Así que procuro sentarme a dibujar en cualquier momento que tenga entre obligaciones varias. Intento tener las mañanas libres, me levanto pronto y aprovecho para avanzar proyectos que luego pueda presentar, hago los ejercicios de clase que me sirven para desarrollar y ampliar mi trabajo, y llego como puedo a ser activa en las redes sociales (menos de lo que debería). También intento avanzar por las noches cuando tengo algo entre manos. Cualquier momento es bueno. Puede parecer estresante y, en cierto modo, lo es un poco, pero me apasiona tanto dibujar y estoy tan contenta de haberme decidido a hacer esta apuesta, que gestionar la dispersión merece la pena y me siento bien.

8. ¿Cuál es tu objetivo como autora e ilustradora? ¿Qué mensaje quieres transmitir a través de tus obras?

Me encantaría poderme dedicar de lleno a contar historias a través de mis imágenes. Así que me gustaría hacerme un hueco en el sector del álbum ilustrado. Mi meta es seguir dedicándome a lo que más me gusta y seguir formándome para evolucionar.
Cuando pienso en mis propias historias no me planteo a priori mensajes educativos, o moralinas para desarrollar el tema. Tengo más claro que me gusta trabajar en clave infantil, jugar con las imágenes e incorporar el sentido del humor, tratar de ver las cosas con el mismo asombro y perspicacia de los niños, tal como si pusiera a jugar a mi niña interior, quien por cierto me cae muy bien.

9. ¿Estás trabajando en un nuevo libro? ¿Qué nos puedes contar sobre él?

He terminado otra historia completa (texto e ilustraciones) propia. Estoy en la fase de retoques digitales y maquetación. Se llama "Juntos" y trata de lo que pasa un día cuando se levanta un fuerte viento en un pueblo donde la mayoría de sus habitantes viven tranquilos y felices. La mayoría, pero no todos…
Cuando lo tenga listo, lo presentaré a editoriales o quizás a algún concurso, que es otra manera de acercarlo a posibles editores. 

10. Un último consejo a las que como tú, quieran dedicarse a esto:

Disfrutar mucho e ilusionarse con lo que haces. Observar siempre y buscar fuentes de inspiración (leer, ir a expos, al cine, viajar o hacer excursiones…). Mantenerse siempre curiosa. Asistir a cursos, talleres, conocer el proceso y trayectoria de otros ilustradores. Pero sobretodo, dedicarle muchas horas y no tirar la toalla. Persistir si realmente es lo que te gusta.


Para obtener más información sobre Anna Font, puedes visitar su web
También puede seguirla en su página de Facebook e Instagram.





¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog!