miércoles, 3 de junio de 2015

Manifiesto docente

Ahora que se acaba el curso, no he podido resistirme a hacerme mío este manifiesto sobre las 7 características de los mejores docentes del mundo. 

Sé que no soy la mejor ilustradora pero si de algo puedo presumir es de ser una muy buena profesora. Me apasiona enseñar y en el aula (y fuera de ella) lo doy todo. Y que conste que no sólo lo digo yo... 
Mirad qué nota de corte ha obtenido una de mis alumnas para entrar en el ciclo formativo de Grado Superior de Ilustración: 
Orgullo de profe 'mode on'

Por cierto, en el Centre Berenguer hemos preparado unos cursos monográficos para este verano. ¿Todavía tienes dudas? ;)

lunes, 1 de junio de 2015

Reseteando el 2015...

Fotografía altamente inspiradora de Benedetoo de Maio

Sé que a estas alturas de la película el título de esta entrada es más bien contradictorio.
La verdad es que, desde que empezó el año (que prometía tanto, como todos los inicios de año), no me había parado a pensar qué objetivos fijarme en 2015 aunque siempre he tenido uno muy claro (ser ilustradora profesional, de las que publican). 
Y por un lado bien, porque la auto-imposición de objetivos imposibles no hace otra cosa que generar expectativas demasiado altas y la consiguiente frustración al no conseguirlas. Pero por otro lado mal, porque sin planificación ni organización te dispersas, te ves metida en mil y un proyectos que no acabas de tirar hacia delante ni, sobretodo, finalizar.

Y si eso fuera poco, está mi talón de Aquiles que no acabo de pulir ni con piedra pómez: mi falta de perseverancia a lo que se une poca fe en mí y una búsqueda enfermiza de perfeccionismo.

Este año también me he llevado algunas decepciones (el mundo de la ilustración no es tan 'chupi guai' como lo pintan) que han hecho me dejara arrastrar por el desánimo y la apatía. Pero luego te encuentras con entradas tan motivadoras como ésta de Joanna del blog Canas Verdes que te hacen resucitar, te devuelven la fe y las ganas de volverlo a intentar (aunque haya pasado casi medio año): 

El refrán dice que quien no se arriesga, no cruza el río.
Y hay más: la montaña de Mahoma, Dios ayudando al que madruga, y podría seguir...

No toda la sabiduría popular es absolutamente vigente o certera; pero gran parte, sí, y es bueno escucharla, de vez en cuando.

Este año decidí que iba a mojarme los pies en el río.
Aunque no lograra pasar, o peor, aún, aunque no pasara nada, participé en 8 concursos.

En uno pasé la pre selección, en otro quedé seleccionada, y en dos saqué menciones; es decir, cuatro de ocho! ¡No está mal!

Ha sido muy satisfactorio, pero más que eso (y por eso lo comparto), ha sido una gran lección!
No importa lo tímidos que seamos, los pocos contactos que tengamos o lo difícil que sea la competencia, si nos quedamos en casa esperando ser descubiertos, probablemente no va pasarnos nunca nada.

Así que, amigos, este 2015 que empieza, los invito a la orilla, a arremangarse los pantalones o la falda y a lanzarse tras ese sueño!
Que, como les digo a mis hijas, la timidez no sirve mucho en la vida: el coraje y la convicción, sí!

Lo dicho, Joana, aquí tienes a una fan. No sólo por todas las convocatorias que compartes (a riesgo de tener más competencia en este mundo feroz) sino por tu enfoque, tu manera de vivir la ilustración y ¿por qué no? el día a día... 
Un placer tenerte de amiga virtual.

Al resto, pues eso, que he vuelto :-)