jueves, 29 de diciembre de 2016

El Camino del Artista

El Camino del Artista no es un libro de autoayuda al uso. De hecho, no es un libro de leer, es un libro de hacer y ahí radica la diferencia. Aparte de ser considerada la biblia de los creativos y una de las herramientas de desbloqueo más potentes que existe, lo único que merece la pena es que lo leas pero, sobretodo, lo pongas en práctica.

¿Por qué me empeño en reseñar y recomendar este libro?

Antes que nada, quiero aclarar que no me mueven intereses económicos. Ni me llevo comisión (qué más quisiera) ni soy embajadora de ninguna 'vendemotos'. Si lo recomiendo es porque quiero, porque a mí me ha funcionado y porque estoy más que segura de que a tí también te servirá.

Con este libro entrenarás la voluntad y romperás malos hábitos para rescatar aquello que te hizo sentir bien y que temporalmente dejaste de lado. Disfrutarás del proceso, de ese momento en que todo lo demás parece desaparecer. Conectarás con tu creatividad.

¿En qué consiste?

Durante 12 semanas te comprometes a seguir el programa propuesto por la autora; doce semanas dedicadas a ti y a tu creatividad. Una especie de terapia pero contigo misma. 
Además de los ejercicios al final de cada capítulo, debes implementar dos poderosas herramientas que intentarás mantener siempre, creando así un nuevo hábito de conducta: las páginas matutinas y la cita con el artista.

1. Las páginas matutinas es lo que se llama escritura automática. Es decir, cada mañana cuando te despiertes, cogerás papel y boli y empezarás a escribir en tres hojas todo lo que se te pase por la cabeza, sin autocensura, sin fijarte en la ortografía ni en hacer buena letra, simplemente traspasando al papel todo lo que salga de tu mente sin filtrar. Es en ese espacio de tiempo (te llevará de 45 min. a 1 h) cuando empezarán a brotar un montón de ideas, que si no sacas a la superficie se quedarán enquistadas en tu mente y seguirás dándole vueltas a lo mismo una y otra vez. 
Escribiendo, no sólo eliminarás esos pensamientos negativos y por consiguiente, empezarás el día con la mente libre de impurezas, sino que también harás sitio a las "sincronías" (serendipias) o como las llamo yo, "revelaciones".

2. La cita con el artista
Una vez a la semana quedarás con tu niña interior, para que le des permiso a salir. Eso quiere decir que tendrás que decidir cómo alimentar a tu artista, llevándole a algún lugar donde se sienta bien y que habitualmente no le permites por parecerte prescindible. 
Has de obligarte a estar contigo misma dándote aquellos mimos y caprichos que te mereces y que ayudan a alimentar tu manantial creativo. Tendrás que ir sola al cine, ver una exposición, dar un paseo, asistir a una conferencia o a una masterclass,… cualquier cosa que te haga sentir bien y a la vez estés alimentando el pozo de recursos creativos.

Uf, demasiadas tareas... ¿y todo esto en doce semanas?

No pasa nada si te demoras o te encallas en un capítulo durante semanas. El beneficio de acabarlo, tardes mucho o poco, es enorme.
De veras, te lo recomiendo: El Camino del Artista de Julia Cameron. Ediciones Aguilar.

¿No puedes permitirte el libro? Que no sea un obstáculo.
Puedes suscribirte al canal de You Tube de Cristina Ingrid B, incluso unirte al grupo de facebook del mismo nombre: Julia Cameron EL CAMINO DEL ARTISTA audiolibro. Aunque este proceso se hace a solas, es mucho más beneficioso compartir tus dudas y progresos (que los habrán) en compañía.

Si te animas a hacerlo, me encantará conocer tus impresiones ;)



PS: desconfía de aquellas actividades, leáse talleres, que se lucran del programa de Julia Cameron, van en contra de su filosofía.

sábado, 24 de diciembre de 2016

¡Felices fiestas y feliz año nuevo 2017!

Fragmento de "La Reina de las nieves", proyecto personal.
Medidas: 22 x 22 cm.
Acrílico y lápiz en papel basic de 370 gr.
 
En una gran ciudad, había dos pobres niños que tenían un jardín algo más grande que un simple tiesto de flores. No eran hermanos pero se querían tanto como si lo fueran. Las familias vivían en sendas buhardillas, justo enfrente una de otra. 

Durante el invierno las ventanas se cubrían de escarcha y entonces los niños calentaban una moneda de cobre, poniéndola a continuación sobre el helado cristal de la ventana; conseguían así una magnífica mirilla perfectamente redonda; detrás, espiaba un ojo afectuoso, uno en cada mirilla. El niño se llamaba Kay, y la niña, Gerda. Afuera, los copos de nieve revoloteaban en el aire.

- Son abejas blancas que juegan en el aire- decía la abuela.

- ¿También ellas tienen una reina?- preguntaba el niño, sabiendo que las abejas tienen.

- ¡Claro que sí!- decía la abuela-. Vuela en medio del grupo más denso, es la más grande de todas y jamás se queda en tierra, pues, cuando toca el suelo, vuelve a partir enseguida hacia las nubes. A menudo, en las noches de invierno, recorre las calles de la ciudad, mira por las ventanas y entonces los cristales se hielan de forma extraña como si se cubrieran de flores.

- ¡Sí, sí, yo lo he visto!- dijeron al unísono los niños, comprobando así que la abuela no mentía.

- ¿Puede venir aquí la Reina de las Nieves?- preguntó la niña.

- ¡Que venga! - dijo el niño - La pondré sobre la estufa y se derretirá.

La abuela le acarició los cabellos y le contó otras historias.


La Reina de las Nieves, Hans Christian Andersen (1805-1875)

viernes, 23 de diciembre de 2016

María Pascual

Esta entrada está dedicada a María Pascual i Alberich (Barcelona, 1933-2011), ilustradora y dibujante de cómic a quien la Biblioteca de Catalunya le dedicó una pequeña pero interesante exposición de originales el pasado mes de septiembre.
La muestra contaba con una selección procedente de los 3.250 dibujos que su marido, Pere Mosella, cedió al fondo de la Biblioteca de Catalunya en 2013.

Como inexplicablemente la exposición pasó bastante desapercibida, subo este vídeo:

Imágenes de María Pascual hay a montones pero la información textual, aparte de la wikipedia y alguna reseña sobre su fallecimiento, es muy escasa. Sirva esta entrada para dar a conocer el trabajo y la personalidad de esta gran ilustradora y dibujante catalana que forma parte de nuestra propia infancia.

MARÍA PASCUAL i ALBERICH nació en Barcelona el 1 de julio de 1933.
Empezó a dibujar desde muy pequeña, dedicando la mayor parte de su tiempo a esta afición.

Cuando debía tener poco más de 10 años, dibujó a su abuela sentada, haciendo media encima de un ovillo de lana. Este pequeño dibujo, realizado en un simple trozo de papel, se puede interpretar como un ejercicio de imaginación un poco inusual para una niña de posguerra, pero sobretodo es un ensayo de su posterior, rico e inconfundible estilo creativo.
"Cartas enviadas a su abuela", María Pascual. 1944-1946

A los 14 años se publica en la revista "Azucena", de la editorial Toray, un cuento de hadas titulado "El hada de la fuente".
Colección "Azucena", Extraordinario vol. 10, Ediciones Toray

A partir de entonces no cesa de dibujar para esta editorial en el campo del cómic durante bastantes años en colecciones que tuvieron mucho éxito, tales como "Azucena", "Rosas Blancas", "Serenata", "Susana" y "Guendalina".
Dibujos originales de María Pascual para la edición del cómic "Alguien tiene la culpa", 1959. Fondo de la Biblioteca de Catalunya

Después se introdujo en el campo de la ilustración a todo color.
Así, en los inicios de la década de los cincuenta, aparecen los primeros libros ilustrados por Joan Ferrándiz y María Pascual que marcaron, con su particular estilo, muy buena parte de aquellas publicaciones. Ambos ilustradores representaron en el panorama general de la ilustración infantil española un fenómeno de indiscutible popularidad.

María Pascual continuó colaborando asiduamente con la Editorial Toray, para la cual trabajaría casi en exclusiva partir de los años cincuenta, ilustrando desde adaptaciones de cuentos clásicos de Andersen, Grimm, Perrault, Dickens, Tolstoi, etc., firmadas por Eduardo Sotillos, hasta autores más modernos como Enid Blyton, Louisa May Alcott y muchos otros.

No obstante, ello no sería inconveniente para realizar trabajos esporádicos con la Editorial Bruguera como por ejemplo "Sissi" (1957) y "Cuentos de Andersen" (1958) publicados dentro de la colección "Historias Selección".

Posteriormente, pasó a trabajar para Susaeta Ediciones, dando su nombre a colecciones como "Las muñecas de María Pascual" y "Muñecas recortables María Pascual" destacando por su personal interpretación gráfica de las muñecas recortables y los cuentos troquelados.

Sin embargo, su obra más importante la realizó con el Grupo Océano donde publicó libros educativos como: "Cuentos Infantiles", "La Biblia Infantil", "Fábulas", "Las Mil y Una Noches", "Aprenda Inglés con María Pascual", "Aprendo Matemáticas", "Mi Primer Diccionario", "El Sexo Contado a los Pequeños", entre los más importantes, que fueron poco conocidos en España ya que su destino era Sudamérica y varios países de Europa.
Algunos originales de la exposición procedentes de su último período para el Grupo Océano

Su estilo ha permanecido como un clásico que, si bien no destaca por una gran expresividad y agilidad en el movimiento, sí que tiene un dominio total del color, del vestuario y del peinado de los personajes, los cuales buscaba y estudiaba en libros de indumentaria para hacer más realistas sus ilustraciones. Según confesó una vez, tuvo que hacer tantas versiones de "La cenicienta" que una vez decidía ambientarla en la corte versallesca y otra en la Rusia imperial.

En cuanto a sus personajes, los rostros femeninos se caracterizan por tener una nariz trazada con dos leves puntos y una línea apenas insinuada, enmarcados en un óvalo casi perfecto, con ojos suavemente rasgados y unas pestañas bien resaltadas, boquitas de labios carnosos y cabellos ondulados con largos bucles. Con tales rasgos, a los que unía el empleo de tintas planas y brillantes, María Pascual desarrolló una cierta estilización curvilínea y suave de los ambientes reflejados, tanto cotidianos como de carácter maravilloso o exótico, repetida con ligeras variantes en muy diversas historias, dando así la sensación de que ese contexto plástico llegaba a tener más importancia que la propia entidad del texto literario.
Dibujo original de María Pascual para la obra "Las mil y una noches", 2005

Aún así, es innegable que las ilustraciones de María Pascual han acompañado a diversas generaciones de niños y niñas. Que falleciera fue una gran pérdida ya que nos dejó un vacío enorme. Sin ella, los cuentos de ahora ya no volverán a ser como antes. Su prolífica obra testimonia una vida dedicada por entero a la ilustración y se mantuvo en ello hasta los últimos días de su carrera que, lamentablemente, acabó en 2011.

Para conocerla más:
- María Pascual, wikipedia.
- Entrevista a María Pascual a cargo de Guillem Medina, revista Toyland nº 12, marzo de 2010.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Taller d'il·lustració: NARRATIVA

Abans de fer un repàs anual, m'agradaria compartir el flyer i la descripció del proper taller d'il·lustració que impartiré al centre cívic Urgell el proper trimestre:


Després d'haver treballat el disseny de personatges i els ambients amb resultats més que satisfactoris (en aquest link podeu veure alguns treballs dels meus talentosos alumnes), toca el torn de la narrativa.

TALLER D'IL·LUSTRACIÓ: NARRATIVA  Novetat!

Introducció a la il·lustració editorial on analitzarem la relació entre text i imatge. Disposarem els personatges al servei de la composició per narrar, amb imatges, textos breus de ficció.


Les inscripcions van començar el 12 de desembre i s'extendran fins el 13 de gener.

Si durant aquest trimestre no has pogut dibuixar, demana als Reis que et portin aquest taller ;)
Trobaràs el formulari d'inscripció clicant aquí o bé dirigint-te personalment a l'equipament municipal.

T'esperem!

viernes, 16 de diciembre de 2016

Berlin, Berlin

(Ya sé, esta entrada estaba pendiente desde HACÍA tiempo...)

Berlín nos ha encantado. 
Es una ciudad muy rica y viva culturalmente. Hay tanto que ver y aprender...

Por problemas logísticos (perdimos el vuelo y dos estancias), sólo estuvimos 4 días. Eso sí, fueron los 4 días más completos e intensos porque pudimos verlo -casi- TODO:

Nos 'cascamos' 3 rutas a pie (6 km el primer día, 12 km el segundo y 8 km el tercer día), nos quemamos (un solano... un calor seco... ¡ni una nube!) y sufrimos los desniveles de los adoquines asesinos (¡qué manía con cambiar de pavimento en todas las salidas de aparcamiento!)
Suelo del mega centro comercial Alexa Shopping Mall
Delante del muro pintado por mi profesor de ilustración Ignasi Blanch en la East Side Gallery
Concierto de pequeño formato a la orilla del río Spree, detrás de la East Side Gallery
Interior del Europa-Center, el primer rascacielos de Berlín en 1965
Los hermanos Grimm retratados en la pinacoteca Altes National Gallerie
Uno de tantos fragmentos de muro esparcidos por la ciudad
Patio interior del Hackescke Höfe, un edificio hermosamente restaurado en el barrio de Scheneunviertel
Rotes Rathaus (Ayuntamiento Rojo)
Gendarmenmarkt, considerada la plaza más bonita de Berlín
Monumento al holocausto, uno de los lugares que más nos impresionó
Escaleras del Marie-Elisabeth-Lüders Haus que dan una 'idea' de la monumentalidad del edificio
Postdamer Platz, un auténtico tesoro de arquitectura contemporánea
Por si fuera poco, el transporte público era bastante caro y viejo (no había aire acondicionado, ni siquiera en los trenes de cercanías) y como tampoco supimos medir bien las distancias (como en Nueva York), nuestros piececitos se resistieron. Menos mal que los pudimos meter en remojo en la fuente de Neptuno de Alexanderplatz.
Spa pedicurero
Pero estamos muy contentos de este viaje express, de todo lo que vimos y aprendimos tras más de 3 años de sequía viajera.

Por supuesto que me encantaría volver pero no en verano, sino en invierno. 
Lo sé, es un suicidio (ya me han advertido de las bajas temperaturas) pero como friki de la navidad, me muero por ver los mercadillos navideños. Y es que, con las prisas y la agenda tan apretada, ¡me quedé con las ganas de adquirir mi Cascanueces! Y_Y