jueves, 31 de enero de 2013

Aquellas postales de navidad... ACTUALIZACIÓN

Sé que esta entrada llega tarde y está algo desfasada pero este año me he propuesto (entre muchas otras cosas) acabar todo lo que empiece aunque me lleve una eternidad o no tenga mucho sentido práctico hacerlo (por las fechas y las circunstancias en las que estamos... ¬¬U)

Para que entendáis el por qué, me remito a la entrada que Silvia Tarragó escribió bajo el mismo título (espero que no te importe, Silvia) en su blog La veu del Roure. Indirectamente me dió el pretexto perfecto para mostraros una selección de mi colección de postales de navidad, así como el origen de mis propias postales. Las que empecé a dibujar para felicitar a mis amigas del colegio; tradición que he mantenido, con alguna que otra interrupción, hasta nuestros días... 

Empezaré diciendo que en el último colegio donde estuve, Mª Auxiliadora (todo féminas), fue donde más abundó ese intercambio postalero. Tal vez esta clase de rituales sí que discrimine entre sexos (y ser detallista recaiga más en nuestra naturaleza que no en la masculina) el caso es que conservo más postales de aquella época que de ninguna otra. Además, la ventaja de entregárnoslas en mano reducía considerablemente los gastos "de envío" (nos ahorrábamos un fortunón en sellos) Supongo que todo eso tendrá algo que ver...
Una pequeña selección de las postales que recibí en el colegio
Había compañeras que se curraban el interior con contenidos ingeniosos, otras los decoraban con guirnaldas y dibujitos de índole navideño aunque la mayoría se despachaba con los típicos deseos de felicidad y prosperidad (no las culpo, yo también lo hacía)
Me encantaba recibir postales comerciales. Entre mis favoritas estaban las de Ferrándiz y Vives.
Mi colección de Ferrándiz
Mi abuela Palmira tenía el don de escoger las postales más bonitas del mundo como ésta de Vives
Y llegamos al momento en que nacieron mis primeras postales handmade:
En aquella época de la EGB (los 80) éramos casi 40 niñas en clase (numerosas, sí, pero más dóciles que los salvajes de hoy en día...) Si a eso le sumamos mis escasos recursos económicos (no recibía ningún tipo de paga) ya os podéis imaginar mi drama: no tenía ni pa' pipas (en este caso, pa' postales, que viene a ser lo mismo...) Así que tuve que valerme de mis propios medios para corresponder con mis compañeras. Como se me daba bien dibujar pero tampoco era plan producir 40 postales originales, opté por ser más práctica: copié algunas de las que más me gustaban (tenía imaginación pero no tanta) y las pasé a tinta para montar una especie de catálogo en blanco y negro de futuribles postales.
El único original (de Vives) y la cutre copia que dibujé con 12-13 años. Mi réplica se parece más a un Joselito adolescente que a un inocente niñito XDD
Una vez escogida a gusto de la futura destinataria, la fotocopiaba en cartulina blanca y la coloreaba manualmente con lápices de colores. Me llevaban más o menos trabajo, dependiendo del modelo. 
Lo sé, no había factor sorpresa pero para evitar comparaciones y posibles disputas, fue la única manera que se me ocurrió para tenerlas a todas contentas.
Eso SÍ que era atención al cliente PERSONALIZADA... (como que les hacía la postal a la carta...). Detrás de cada modelo todavía conservo los nombres de mis compañeras escritos a lápiz. La postal que tuvo más éxito fue la del bosque nevado con los renos en primer plano que me solicitaron Eva Amores, Sandra Arias, Eli Lorca y Cristina García.
He de puntualizar que esta técnica no se me ocurrió a mí, la tomé prestada de mi prima Marta que por aquel entonces tenía una visión muy emprendedora del tema (se las vendía a mi abuela Rosita).
Mi prima Marta no se complicaba tanto la vida como yo...
Siempre me ha gustado cartearme con gente y he tenido distintos "penpals" que variaban por épocas e intereses (recopilar material de los New Kids On The Block; practicar inglés; conocer otakus del manga o fans de Esther y su mundo...) En navidad, como era de esperar, también recibía postales de todos ellos. Gracias a que las conservo casi todas, he podido trazar una especie de evolución del género. Así, vemos como esas postales escolares (que algunos tildarían de ñoñas o estilo recordatorio de comunión) dieron paso a las postales de Unicef, para mí rompedoras y revolucionarias, ya que ofrecían diferentes visiones de un mismo tema (en vez del consabido nacimiento religioso).
Dos paisajes nevados de Unicef
Le siguieron las postales de Hallmark y Busquets.
Hallmark. La de Santa Claus es troquelada, ¡una pasada!
Busquets
O más de diseño, como las que me enviaba mi compañera de facultad, Marta de Castro, desde Londres.
La de "Revenge of the turkey" es un puntazo. Humor inglés en estado puro
A Unicef pronto le salió competencia desde Intermón Oxfam o Médicos sin Fronteras que también cuidaban con sumo cuidado la estética de sus postales.

Todo lo contrario de las aberraciónes kitch procedentes de los "Todo-a-100" (actualmente conocidos como "chinos")
Aunque sea muy crítica, reconozco que yo también he "pecado" y he adquirido estas monstruosidades para felicitar la navidad aunque en mi defensa diré que nunca llegué a este extremo...
Aunque también me llegaron estilos diversos como éstos que no he sabido clasificar pero que también tienen su gracia.

En casa siempre me han considerado la "artista" de la familia. Después de dibujar el árbol genealógico familiar y una auca de las bodas de oro de mis abuelos, mi abuela Rosita (EPD) comenzó a encargarme ilustraciones para usarlas como postales de navidad. De esta manera se convirtió en mi principal mecenas durante unos años. Yo me responsabilizaba de todo el proceso: diseño, imprenta y distribución. Lo malo de estas comisiones es que la temática quedaba fuertemente restringida. Mi abuela era MUY religiosa (pero MUCHO) y para ella la navidad se reducía únicamente al milagro del Nacimiento...
Creativamente no me aportaba nada, pero no sabía decirle que no por temor a decepcionarla, además de que me quería con locura.

Pasé una temporada de sequía y apenas dibujaba nada, ni siquiera manga, hasta que entré en l'Escola de la Dona donde tomé contacto verdadero con la ilustración.
Recuerdo que antes de las vacaciones de Navidad, nuestro profesor Ignasi Blanch acostumbraba a proponer el mismo ejercicio, que alternaba invariablemente de curso en curso, que consistía en ilustrar "El Cascanueces" de E.T.A Hoffman o "Cuento de navidad" de C. Dickens.
A mí me encandiló "El Cascanueces" desde el primer momento (lo único que conocía era la música de Tchaikovsky) y se convirtió en mi particular obsesión, sobretodo después de haber descubierto en la biblioteca esta joya ilustrada por Roberto Innocenti (hasta Ignasi me pidió que le hiciera copias)
El cascanueces versionado por Roberto Innocenti, 1996
Hasta 3 versiones diferentes he ilustrado del primer capítulo... y con la 3ª y última (que muestro aquí en exclusiva) doy por cerrada mi particular trilogía de postales de navidad de "El Cascanueces"
"El Cascanueces" en distintos momentos y técnicas. De izquierda a derecha: 2008, gouache en bicolor. 2011, acrílico sobre cartón gris y finalmente 2013, collage, acrílico y grafito en papel BASIC GUARRO de 370 gr.
Precisamente ésta es la que empecé a principios de diciembre del año pasado, bajo la supervisión de Mariona Cabassa y que me he empeñado en acabar, fiel a mi propósito de Año Nuevo.
Supongo que está mal que lo diga (porque puedo parecer pretenciosa) pero me siento MUY orgullosa de esta ilustración. En ella no sólo me atreví a pintar sin estudio previo de color (pedazo de logro ante una de mis grandes inseguridades) sinó que además combino varias técnicas como el collage y el grafito (lápiz), aunque predomine el acrílico (sin un retoque digital)


He de confesaros que al igual que Silvia, el motivo que me ha empujado a redactar esta entrada es reivindicativo: hagamos lo posible por recuperar el hábito de escribir y enviar postales por correo tradicional. Si bien la mayoría prefiere pasar las hojas de un buen libro, estaréis de acuerdo conmigo en que ¿no es MEJOR recibir una postal de navidad que el reenviado impersonal de facebook, email o whatsup? ¿No echáis de menos sentir la implicación, dedicación y el tiempo invertido en una postal tradicional? ¿Y qué me decíis de la emoción que da abrir el sobre (como si de un regalo se tratara...)?
Y si esa postal encima está hecha a mano, la emoción se multiplica. Personalmente son las que MÁS valor tienen (supongo que será por deformación profesional...) y las que MÁS me gustan. Como los Xmas de Núria Feijoo, ex-compañera de ilustración. Siempre he sido FAN de sus postales y ella lo sabe ;-)
Algunas postales handmade de Núria Feijoo, antiguas amistades del cole, alumnos míos o amistades que ya tienen niños ^^

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Qué opináis? ¿Sois de correo tradicional o digital?
Hacédmelo saber a través de vuestros comentarios ;-)

martes, 22 de enero de 2013

NUEVO curso: nivel AVANZADO

Después de un fin de semana intenso probando una técnica que todo encuadernador que se precie debería saber, por fin os puedo mostrar la encuadernación COPTA :-)

Todos aquellos que empezaron aquel taller de Iniciació a l'enquadernació artesanal en La Mirada, tienen ahora la oportunidad de completar sus conocimientos con este nivel AVANZADO previsto para el próximo sábado 2 de febrero en horario de 10 a 13h.

El nivel AVANZADO es un curso monográfico de 3 horas basado en el cosido copto de una libreta de tamaño DIN A5 formada por 21 cuadernillos con tapa dura de cartón forrada en papel y cosida con hilo grueso. Es un tipo de encuadernación que sintetiza rasgos formales y procedimentales del cosido visto (nivel BÁSICO) y de la encuadernación en tapa suelta (nivel MEDIO) por la superposición sucesiva de cuadernos.

El curso de 3 horas tiene un coste de 35€ con todo el material incluído
Para solicitar información o formalizar la inscripción, poneros en contacto a través de:

En cambio, si lo que queréis es empezar desde cero, volvemos a programar el taller de Encuadernación artesanal por cursos o niveles. Consultad las fechas ya disponibles en la web de La Mirada.


Espero ver caras conocidas en el nivel AVANZADO y conocer más gente apasionada por la encuadernación artesanal en el resto de niveles ;-)

martes, 8 de enero de 2013

Año nuevo, talleres nuevos

Antes de terminar el año, dos centros cívicos de Barcelona, Drassanes y Vil·la Florida respectivamente, se pusieron en contacto conmigo para ofertar mis talleres de encuadernación y manualidades creativas. 

En el caso del centre cívic Drassanes, hemos optado por dividir el curso de Encuadernación artesanal en 3 talleres intensivos:
Enquadernació artesanal I (nivell bàsic) el sábado 26 de enero de 10.30 a 13.30h
Enquadernació artesanal II (nivell mig) el sábado 9 de febrero de 16.30 a 20.30h
Enquadernació artesanal III (japonesa) el sábado 23 de febrero de 10.30 a 13.30h

Y debido a la proximidad con el 23 de abril, otro taller más, el de Roses amb feltre per Sant Jordi el sábado 16 de marzo de 10.30 a 13.30h
Podéis descargaros la agenda completa aquí
El proceso de inscripción finaliza el 18 de enero de 2013 aunque en el caso de los talleres intensivos bastará con hacerlo 2 días antes en:
CENTRE CÍVIC DRASSANES En horario de lunes a viernes de 10 a 14h y de 16 a 21h y sábados de 10 a 13.30h y de 17 a 21h.

Finalmente he tenido que suprimir el contenido referido al otro centro cívico, Vil·la Florida, porque ese mismo día me avisaron de la cancelación del taller :-(
Por suerte, la oferta formativa del CC Drassanes se mantiene. Yo de tí aprovecharía esta oportunidad. Horarios compatibles, precios (con material incluído) low cost y aunque suene pretencioso, EXCELENTE tallerista :-P ¿Se te ocurre un plan mejor? :-)