miércoles, 28 de mayo de 2014

Rehaciendo "Cigronet": ilustración interior 8-9

Hoy recupero los posts de Rehaciendo 'Cigronet' con esta presentación estelar del protagonista.
Os muestro el esbozo inicial y el boceto acabado además de mi panel referencial para que veáis la clave de color que he seguido a la hora pintar la ilustración. 
 
 

De esta manera comprobaréis que he modificado ligeramente la composición a raíz de las sugerencias profesionales que recibí para disponer mejor el texto.

Los que acabáis de aterrizar a mi blog (¡bienvenidos!) podéis consultar en la etiqueta Cigronet el making of de mi proyecto eterno que, si nada me lo impide, dejará de ser "eterno” un día de éstos (si recordáis mi listado de propósitos de año nuevo entenderéis por qué).

Ahora... ¡a por la siguiente! :-)

6 comentarios:

  1. el dedal y la chapa, objetos muy laboriosos de dibujar... en un libro que leí, contaban que dibujar estos objetos de formas tan complicadas y llenos de detalles servían para hacer trabajar el hemisferio derecho cerebro (el espacial y no-verbal).
    ánimo, laia!! nada es eterno, salvo el temario de física de 1º de industriales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si he usado mucho el hemisferio derecho para dibujar los objetos pero para pintar el dedal y el sacapuntas tuve que usar toneladas de paciencia. Además el naranja del sacapuntas es un color complicado de dominar porque contiene mucho amarillo (color inestable y ambiguo donde los haya) así que imagínate...
      Gracias por los ánimos. Me consuela saber que hay otras cosas más eternas que mi proyecto atascado >_<, jejejeje...

      Eliminar
  2. El boceto acabado mucho mejor que el boceto inicial. :) El dedal debió ser una pesadilla, con tanto agujerito, pero te ha quedado genial. ¡Me gusta mucho toda la ilustración y va muy bien con el texto! ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina :-)
      Sin embargo me gustaba más el esbozo original porque me salió espontáneamente, sin recurrir a documentación (creo que tiene más mérito) pero sí es verdad que no calculé el espacio para el texto y la pila de chapitas redundaba y no explicaba nada...
      Supongo que la tengo demasiado vista... :-/

      Con el dedal me atasqué un par de veces (no conseguía reproducir el efecto metalizado) y casi estuve a punto de omitir los agujeritos pero Ricardo me sugirió que los hiciera sino no se entendía que fuese un dedal. Además, también es aportación suya, los brillitos de blanco en cada uno de ellos fue lo que acabó de darle verosimilitud. Esto último fue más fácil de lo que pensaba y la verdad es que el resultado da el pego, ¿verdad? ;-)

      Eliminar
  3. Laia te a quedado genial me gusta, un besos.

    ResponderEliminar