sábado, 13 de enero de 2018

Repasando 2017 y planificando 2018

Lo sé, otra vez llego tarde. Pero no quería empezar el año sin hacer un breve balance de 2017 porque si no lo hago, sé que me arrepentiré. Además, esta vez tengo una buena excusa: ¡estuvimos en Roma! :)

Por primera vez nos saltamos la tradición de quedarnos en casa como un par de yayos ataviados con batas de guatiné, y salimos a celebrar el fin de año. 
Dice la tradición que si, después de la cena de Capodanno, consigues terminarte la "tapita" de lentejas, tendrás suerte

Han sido 6 días en la ciudad eterna intensos, largos y agotadores pero maravillosos. ¡Pura desconexión!

Como ya había estado anteriormente, en verano de 2008, reconozco tenía una concepción más "romántica" de la ciudad. Es por esa razón que me ha decepcionado un poco. Para empezar, supongo que las fechas tendrán algo que ver, había demasiada GENTE. Es lo que MÁS me ha agobiado, Roma está MUY masificada
Gente, mucha gente y el Castillo de Sant'Angelo al fondo
Tener que hacer cola para entrar en sitios como el Panteón o la Basílica de San Pedro (cuando antes podías pasear libremente)..., aparte de la desagradable sensación de que te traten como a un rebaño de ganado al entrar en la Capilla Sixtina... está feo:(

También había mucha más vigilancia (presencia de militares en las estaciones de metro) por alerta terrorista. Esto, hace 9 años, era impensable.

El tiempo (humedad y frío), el horario (escasa luz diurna; a las cinco de la tarde ya oscurecía), la masificación turística (¿lo he dicho ya?), el ritmo y el nivel de vida (caótico y caro)... son factores que han jugado en nuestra contra. Pero por lo demás, que no todo van a ser quejas, la experiencia ha sido genial. 

Qué decir de la comida... los italianos son únicos cocinando pasta al dente, por no hablar de las pizzas, las foccacias, los bocadillos, ...
Bocadillo de Bread In, cerca de Piazza Navona

¿Y del enorme patrimonio histórico y artístico? A cada esquina había una fuente, una iglesia o un yacimiento que ver (no me extraña que sigan paralizadas las obras de la tercera línea de metro...)
Nos hemos recorrido Roma de cabo a rabo (una recomendación: píllate Roma Itinerarios de Lonely Planet), incluso nos desplazamos hasta Ostia Antica... pero volveremos, y tanto que volveremos, sobretodo para visitar las pinacotecas de la Gallería Borghese, el Palazzo Barberini,... porque Los Museos Vaticanos sí, también nos decepcionaron.

Por eso la vuelta al cole se me ha hecho tan dura... (como que he bajado la guardia y me he vuelto a resfriar) pero vayamos a lo que toca:

Resumen de mi 2017



A grosso modo, 2017 ha sido un año agridulce. Un año de contrastes. La rehabilitación de mi rodilla ha sido dura y larga pero ese tiempo, necesario para recuperarme, ha servido para darme espacio y ver desde dentro cómo estaba afrontando lo de fuera

Por otra parte, septiembre supuso un punto de inflexión. Como el año anterior, tenía la visión de que, después de esta larga peregrinación, obtendría mi recompensa. Y así fue. Volví a la actividad laboral, volví a Ensenyament.
 
A nivel de objetivos, me propuse todo esto al empezar el año. ¡Casi nada! Pero estoy bastante satisfecha con los resultados:

Planificar el año a través del bullet journal me ha permitido organizarme mejor aunque todavía debo mejorar la acción. No soy del todo constante como me gustaría. 

Organización. Aprobado justito. Me confío y luego, a correr.
Ilustración personalizada de la familia Ruiz Asensio. Septiembre '17
Relativizar. Suspenso. No aprendo. Sigo implicándome en la docencia y me exijo demasiado. Y al final eso me afecta (me agoto, me quedo sin energías y acabo enfermando). Me cuesta distanciarme y centrarme más en la ilustración. 

Decir NO más a menudo y anteponer mis intereses por encima de los demás (practicar la asertividad). Bastante bien, tirando a notable. He conseguido dedicar menos tiempo a contentar a los demás (tenía una limitación física que me lo impedía) y me he dedicado más a mí misma (acelerar mi recuperación, terminar las ilustraciones de Il·lustríssi+ y Cigronet, y perder ¡6 kg!, aunque esto último ni me lo había planteado como objetivo).
Inauguración de la exposición Il·lustríssi+ en el centre cívic Urgell de Barcelona. Marzo '17

Evitar la dispersión y las distracciones. Notable. Apuré antes de que me operaran, que aún gozaba de cierta movilidad, para cerrar temas, evitando dispersarme y centrándome en abordar tareas más prioritarias.
Mis ilustraciones llegaron para la V fira "Conte va, va de contes" de Vilanova i la Geltrú. Mayo'17
Debido a mi limitada movilidad, no llegué a alquilar un espacio en un estudio o co-working pero pude vencer la falsa idea de que en casa no podía trabajar porque me distraía (excusas).

Delegar. Suspenso. Soy demasiado Juan Palomo :(

Invertir en mi marca. En proceso todavía. Tengo mis reticencias, no porque no sea necesario sino porque me cuesta elegir la mejor opción (hay demasiada oferta y tengo miedo a equivocarme. Reconozco que soy una cagona).

Premiar mis logros y potenciar mis citas de artista. Notable alto tirando a excelente. He visitado museos, visto exposiciones, visionado películas y series, y he cursado unos cuantos talleres (ilustración, lettering, sketchcrawl, márketing de contenidos,...) que me apetecía mucho hacer. 
Practicando urban sketching tras mi operación de rodilla en el Parque Güell. Junio '17

Y por último, el objetivo de TERMINAR (mi palabra talismán) creo que está más que conseguido.
Pensé que este momento no llegaría nunca porque:

¡Finalicé Cigronet!


Esta es la foto que hice en agosto:

Aunque no he conseguido publicarlo todavía, no pasa nada, sé que este año lo conseguiré (¡spoiler!). De hecho, aún resuena en mi cabeza el consejo que en Sant Jordi me dijo Marta Altés: "¡A por ello!"
En primera línea fui testigo de un excepcional encuentro: Helen Oxenbury conoce a Marta Altés. Abril'17

También hice muchas más cosas que me han traído un gran crecimiento personal (conocer gente nueva e inspiradora, empezar un plan de Enfoque, visitar Tarragona, Madrid, Roma,... ).



Planificación de mi 2018



Ahora hablemos de 2018, que ya toca. Pensaba que no llegaría el momento de sentarme a escribir mi lista de propósitos para este año. Al haber estado media navidad griposa, la otra media, fuera, y haberme incorporado bruscamente a la rutina laboral, que no encontraba un ratito para ponerme a pensar cómo será este 2018 para mí.
Mi nuevo bullet journal, regalo de navidad de mi marido

Mi intuición me dice que lo que quiero es muy parecido a lo que quería el año pasado, al menos en ciertos aspectos, así que he optado por repasar la lista de lo que me propuse. 

Me quedé a las puertas de publicar Cigronet por eso sé que este año va a ser grande y lo voy a conseguir. No va a ser lo único que publicaré. También haré lanzamientos de otras cosas (no necesariamente en papel). 
Y hasta aquí puedo contar...

Pero para poder llegar a todo y no volverme loca en el intento, bajaré el ritmo de exigencia. Como apuntó mi coach, verme de nuevo trabajando a media jornada en un instituto "de alta complejidad" con el objetivo de siempre (equilibrar docencia con ilustración) va a suponer todo un aprendizaje

Sé que mi naturaleza perfeccionista no ayuda, pero me he dado cuenta de que tengo que dejar de intentar abarcar tantas cosas. Necesito cargarme de energía positiva, y disponer de tiempo libre es básico para poder hacerlo. 
Para empezar, he reorganizado mis talleres y clases particulares de manera que ya me he blindado el viernes. Ahora lo tengo completamente libre para mí.

Estoy lista para ir tachando objetivos uno tras otro y centrarme de verdad en mi marca, en publicar Cigronet y otros proyectos, y en gestionar mis talleres de ilustración. De hecho este martes empezamos el 2º trimestre del taller de ilustración en el centre cívic Urgell y atención, gente de Sabadell y cercanías, ¡habemus taller monográfico de Iniciació a la il·lustració en febrero!

También estoy organizando un club de lectura de álbumes ilustrados en mi localidad a la manera del Picture Book Surgery de Diana Toledano y Charlotte Cheng.


Seguiré con las publicaciones del blog compartiendo contenido relacionado con la creación de álbumes ilustrados. Además, dentro de poco publicaré dos nuevas entregas de Ilustrando a... que, por el feedback recibido, habéis acogido de buen grado.
Además, las estadísticas así me lo confirman

Y creo que no me dejo nada más en el tintero.
Hasta aquí, a grandes rasgos, mi reflexión y propósitos para 2018

¿Qué te ha parecido? ¿Has encontrado puntos en común? Y tú, ¿qué te has propuesto este año?


Me encantará leer tu opinión en el apartado de comentarios ;)



¿Te ha gustado este contenido?
Si no quieres perderte el siguiente post, ¡suscríbete al blog! 

2 comentarios:

  1. enhorabuena por haber acabado 'cigronet'!! el resultado seguro que ha merecido la pena. espero que estés recuperada del todo de la rodilla. y ten paciencia con las clases, los adolescentes a veces pueden ser muy difíciles.
    la asertividad a mí me falla mucho, tengo que ser más firme.
    te deseo mucho éxito en tu próximo taller y en todo lo que hagas. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Chema! Eso espero, ahora a darle el formato "libro" :)
      Pues no estoy al 100% de la rodilla. En Roma me resentía un poco (supongo que por las largas caminatas). Es curioso porque es cuando estoy un largo rato sentada, que me cuesta andar, voy un poco "cojita" :(
      Creo que lidiar con adolescentes "difíciles" va de la mano con practicar la asertividad. Aparte de la paciencia, hay que estar muy consciente en cada momento, precisamente ¡para no perderla! Por eso agradezco tanto que mis talleres de ilustración salgan adelante. Cambia tanto el alumnado... el "feedback" que se da, las inquietudes y motivación que muestran... ¡no hay color!

      Eliminar