lunes, 18 de julio de 2016

El recordatorio de comunión de Alba

Vuelvo a retomar el blog con un encargo muy especial que empecé justo después de las vacaciones de navidad, el recordatorio de comunión de la pequeña Alba.

No tengo ningún reparo en admitir que era la primera vez (espero que no sea la última) que me contactaban para ilustrar un recordatorio de comunión
Si bien es cierto que había ilustrado mi propia invitación de boda y la invitación de Dani & Patri, la ganadora del sorteo, nunca me había enfrentado a un recordatorio de comunión. 
Que pensaran en mí para materializar el día más importante de una niña, me hizo mucha ilusión. 

Además, quiero aclarar que no era un encargo cualquiera, sino un recordatorio personalizado. Recalco 'personalizado' (hecho expresamente para la persona) porque se utiliza el término muy a la ligera y no consiste en añadir nombre, lugar y fecha a una imagen pre-diseñada que más o menos se le parezca... Personalizar implica partir de cero o tener una idea en mente con el fín de materializarla en una ilustración hecha a medida
Eso fue lo que hicimos.

Después de investigar el saturado mercado de los recordatorios, llegué a la conclusión de que Alba tenía que verse de cuerpo entero
Propuesta original y clave de color
En base a esta premisa, propuse una tarjeta tamaño sobre comercial para aprovechar la verticalidad del formato. Sacrificamos el típico recordatorio 'ventana' por uno simple pero a doble cara donde podía verse a la niña tanto por delante, anverso, como por detrás, reverso.
Dibujo detallado a lápiz
Esta idea les gustó tanto que me dieron carta blanca para ilustrar a la niña únicamente acompañada de su fiel perrito Pumuky.

Por su parte, Alicia, la madre, me facilitó todas las imágenes del día de la prueba del vestido. 

No sólo pude reproducir con la máxima fidelidad posible el espectacular conjunto de reminiscencias ibicencas de Charo Ruiz, sino que además elegí esta pose. Me pareció mucho más graciosa y acorde, que la planteada en el esbozo inicial.

En cuanto a la clave de color, usé tonos ocres (en el tocado y en el perrito) y violeta/lila para simular las sombras del vestido blanco
Diferentes etapas del proceso manual de color con acrílicos

A partir de las dos ilustraciones originales de Alba, vista por delante y de espaldas, diseñé las dos caras del recordatorio de comunión. 

Yo misma elegí un papel verjurado blanco roto de 300 gr. para los 50 recordatorios y un papel Canson blanco de menor gramaje, 185 gr, para las 100 etiquetas troqueladas en forma de galleta.

La comunión fue, ya lo adelanto, una preciosidad.

Alba tomó la Primera Comunión el pasado 21 de mayo en la Iglesia La Puríssima de Sabadell. Como ya he comentado antes, acertó de pleno con el modelo de Charo Ruiz pues es un diseño muy poco visto en vestidos de Primera Comunión. 
Completando el look ibicenco de la firma, Alba se calzó unas "espardeñas" (alpargatas catalanas) que sorprendieron a más de uno. 
El resultado quedó así de bien:

¿Qué te ha parecido este recordatorio? ¿Te atreverías a ceder todo el protagonismo a tu hijo/a como hizo Alicia? A mí me ha encantado darle vida en mi propio estilo y sé que la imagen de Alba gustó muchísimo, tanto que no sólo la incluyeron en el álbum de fotos, sino incluso en un cojín.
Y también me consta que enmarcaron las dos ilustraciones originales que les regalé.

Nuevamente doy las gracias a Alicia por confiar en mi trabajo y por tener más paciencia que una santa (ella ya sabe a qué me refiero).
A la vista está que Alba celebró el día más importante de su vida, hasta el momento, junto a sus seres más queridos.

Si te ha gustado y deseas diferenciarte con una ilustración personalizada, puedes escribirme sin compromiso a cucatraca@gmail.com

10 comentarios:

  1. es precioso el recordatorio, y se nota el inconfundible estilo cucatraca. muy buena idea fotografiarla de frente y de espaldas. seguro que les ha encantado a ella y a la familia.
    besitos, laia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chema. Ésa era la idea, que se reconociera a Alba aunque fuese en mi estilo, algo menos realista ;)
      Sí, lo encontraron original. Además, si afinas la vista, verás que hay sutiles diferencias entre la imagen de frente y la de espaldas. Siempre propongo una especie de juego en mis ilustraciones, que la gente observe un poquito más :)

      Eliminar
  2. ALA QUE CHULADA! MEA ENCANTADO! TEA QUEDADO GENIAL! QUE ARTISTAZA ESTA ECHA?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu efusividad!
      Un beso, guapetona :*

      Eliminar
  3. Eiii quina xulada, és tot un treball artístic personalitzat,tot un luxe i amb el segell cucatraca.
    Això és una bona sortida,segur que no serà l,últim.
    S,hi veu molt treball,dedicació, gust i amor percala que fas.
    El saberfer de cucatraca.
    Fantàstic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, Gemma, moltíssimes gràcies pel teu comentari! :)
      Tú que has seguit l'evolució, millor que ningú per comentar amb coneixement de causa ;)
      Això espero, que en vinguin més... i gràcies per dir que es nota el treball, l'amor i la dedicació en aquest encàrrec. Hi poso tota la carn a la graella!! M'alegra saber que, en certa manera, es 'veu' (no ho he comentat a l'entrada però el vaig haver de repetir perquè el primer intent no em convencia... coses de treballar en 'tradicional'... ¬¬U)

      Eliminar
  4. ¡Ha quedado preciosa! ^___^ ¡Enhorabuena, Laia! *plas, plas, plas* Me gusta que al final decidieras ponerla con la chaquetita en la imagen frontal y sin ella en la de espaldas.

    Cierto que difícilmente podría haber un proyecto más bonito que éste. Yo aún guardo con cariño mi recordatorio de comunión... ¡aunque no fuera tan chulo como éste, ni personalizado! :)
    Es verdad que "personalizado" suele usarse de forma equivocada. Eso no es ni personalización ni narices. >_< Seguro que los amigos de Alba se quedarían prendados de este recordatorio tan especial. :D

    ¡Qué preciosidad y qué buen gusto toda la organización de la comunión! El vestido ya te dije que me tiene enamorada (¡y qué bien complementado con las alpargatas!), y tu recordatorio queda perfecto con el sobre verde y en la etiqueta troquelada. ¡Ah, y en el cojín! ;) Y las fotos con el coche de caballos, las escaleras... ¡Qué recuerdo más bonito de un día tan especial! ¡Ni sacado de un cuento de hadas! :)

    Espero que después de ésta te lleguen más encargos de recordatorios de comunión. ¡Si yo tuviera una hija, te lo haría! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu extenso comentario, Cristina! Al igual que Gemma, sé que has seguido la evolución de este encargo y me encanta que hayas sido tan observadora con todo lo que he 'posteado'.
      Cierto, la imagen del reverso no sólo dejaba ver un precioso tocado que en la imagen frontal no se intuía siquiera, sino también un sutil escote de espalda (por eso le quité la chaquetilla). Igual que el perrito, que lleva un lazo violeta anudado al cuello :P

      Aunque agradezco muchísimo todos los halagos hacia mi trabajo lo que más me gusta es que coincidas sobre el tema de la AUTÉNTICA 'personalización'. Para mí es muy importante diferenciar este servicio de lo que hace todo el mundo que le pone la 'etiqueta' y se queda tan ancho. Es precisamente en los detalles que has observado (y partir de cero, claro está) donde se nota que no se ha reciclado nada y que el trabajo se ha hecho expresamente.

      Ahora que mencionas tu recordatorio de comunión, acabo de caer en la cuenta de que ¡he MENTIDO en la entrada! ¿Sabías que el primer recordatorio de comunión que hice fue el mío (y el de mi hermana)? Ya lo buscaré y lo colgaré :)

      El vestido es una chulada. Tan pequeña y mira qué gusto tiene... lo tenía tan claro... Fui a la ceremonia y entre las 8 niñas que hacían la comunión Alba destacaba por encima del resto. Iba tan diferente...

      Los detallitos, el cojín y la elección de los sobres verdes es mérito de Alicia. Ya le he dicho por privado que debería explotar su talento como 'event planner', tiene mucho gusto y buen hacer.

      Bueno, aunque no tengas hijas, siempre me puedes recomendar a tus sobrinas ;)

      Eliminar
    2. ¡Qué bueno! ¿O sea que hiciste tb tu propio recordatorio y el de tu hermana? :D Genial, me encantará verlos. ;)

      Yo con mi vestido de comunión no estaba muy contenta. XD Era un poco soso, y en las fotos parezco una niña buena. =_=;;;

      Eliminar
    3. Sí, era para las dos. Hicimos la comunión juntas porque nos llevamos sólo un año ;)
      A mí tampoco me dejaron elegir vestido y me gustaba más el de mi hermana (era más original) pero por lo demás recuerdo la fiesta con mucho cariño (¡y los regalos!) En cuanto vaya a casa de mis padres a regar las plantas, haré fotos del álbum y del recordatorio para que lo veas :)

      Eliminar